Del barro a la espuma

  • El tercer premio reparte 500.000 euros en Écija, donde hace justamente un año era noticia por las inundaciones que afectaron a centenares de vecinos.

Comentarios 1

Hace un año las calles de Écija eran un plató improvisado de televisión. Las constantes inundaciones -hasta seis- en poco más de 20 días habían convertido la Ciudad del Sol en foco de la desgracia. Casas anegadas, tabiques en las puertas y barro, mucho barro. Doce meses después la imagen que ofrecían ayer los telediarios fue bien distinta: risas, congratulaciones y satisfacción regadas por el socorrido champán. 

La fortuna se acordó de Écija. La suerte le llegó este jueves 22 de dciembre en forma de número: el 02184, eltercer premio del Sorteo de Navidad que dejó en la localidad 500.000 euros. La administración que repartió tal cantidad de dinero fue la que regentan Antonia Zafra (propietaria) y su hijo, Alonso Vivas. 

Cuando el reloj aún no había marcado las 10:45 los niños de San Ildefonso cantaban el tercer premio: el 02184, un número que había tocado de lleno en Andalucía. Granada, Málaga, Córdoba, Jaén y Sevilla fueron las provincias agraciadas. En Sevilla, fue la administración número 2 de Écija la que había vendido un billete. El hecho de que el número fuera muy bajo limitó su venta, y ello pese a que el año pasado el segundo premio lo componían sólo tres cifras. "Los números son bonitos cuando tocan", relataba Vivas, quien explicaba que los 10 décimos premiados que ha repartido han estado sin vender hasta última hora. "No lo terminaron de comprar todos hasta hace cuatro días", relataba el administrador. 

La euforia de los tres trabajadores de la administración contrastaba con la cautela de los afortunados. Cámaras de televisión y fotógrafos aguardaron más de dos horas a la espera de que algún premiado apareciera por la Plaza del Salón del municipio para canjear el décimo. Expectación que no se vio recompensada. Sólo uno de los que habían comprado el 02.184 acudió al punto de venta en cuanto se supo que correspondía con el tercer premio. "Llegó antes de que vinieran los medios de comunicación. No quiere que se dé a conocer su identidad", señalaba Vivas, a lo que una vecina añadía que "en estos tiempos no conviene que se sepa que te han tocado 50.000 euros, te salen parientes y amigos por todas partes pidiendo favores". 

En concreto, son 500.000 euros la cantidad repartida por esta administración en Écija, cifra que superó en 2007 cuando la Lotería dejó en Écija 9 millones de euros gracias a un quinto premio vendido en este despacho, el mismo que en 2005 había repartido 20 décimos de un cuarto premio. La fortuna, en este sentido, ha sido muy generosa con esta administración que cuenta con 35 años de historia y que linda con la Iglesia de San Francisco -abierta ayer para la visita de los escolares al belén- y con una calentería, donde Nuria Ruiz ha sido vecina de la suerte sin poder disfrutarla. "Da coraje saber que has estado tan cerca, que la he rozado y no haber comprado el décimo, pero me alegro de que le haya tocado a personas que lo necesiten y que lo repartan mis vecinos", comentaba Ruiz mientras vendía los últimos calentitos de patata y aceite. 

A la una de la tarde llegaba el momento de descorchar el champán. Lo hizo Alonso Vivas en compañía de su madre y las otras dos trabajadoras de la administración: Inma Majón y Mónica Zafra, quienes explicaban que los décimos se habían vendido en "ventanilla". Las televisiones -ante la falta de agraciados- necesitaron de extras, que si bien no compraron el décimo, se quisieron sumar a una fiesta de espuma y jolgorio. Mucho mejor esta ficción que aquella realidad de agua y barro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios