El control de la ‘botellona’ en Carmona se intensificará durante la próxima Semana Santa

  • El alcalde emite un bando en el que recuerda las sanciones

La denominada Ley antibotellona  ya deja claro que no está permitido consumir alcohol en la calle fuera de las zonas acotadas para ello, como las terrazas de los bares u otros recintos habilitados. Pero, para evitar incidentes y molestias de cara a la próxima Semana Santa, el Ayuntamiento de Carmona intensificará el  control y las sanciones allí donde habitualmente se producen las concentraciones de jóvenes y por donde está previsto que pasen las cofradías. El alcalde, Antonio Cano (PSOE), ha emitido incluso un bando municipal en el que apunta las zonas que estarán especialmente acotadas y vigiladas en este sentido e insiste en que puede haber sanciones de entre 300 y 24.000 euros.

El bando municipal recuerda a la población en general y a los más jóvenes en particular que la normativa vigente establece prohibiciones conducentes con el objetivo de reducir los efectos negativos de este fenómeno social vinculado al consumo de alcohol, como la suciedad, el ruido excesivo y el consumo desproporcionado y perjudicial para la salud de los menores de edad.

En este sentido, la concentración de personas que estén consumiendo bebidas o realizando otras actividades que pongan en peligro la convivencia ciudadana se prohíbe expresamente en las inmediaciones de los recorridos procesionales así como en la Plaza de San Fernando y en el Paseo del Estatuto de la localidad.

También se recuerda que no se pueden dejar botellas ni otros restos de bebidas fuera de los depósitos establecidos ni realizar necesidades fisiológicas en los espacios abiertos o fuera de los servicios.

Por último, el regidor insiste en su bando en que está prohibido y se estará muy vigilante con la venta de bebidas alcohólicas fuera de los horarios establecidos o para su consumo fuera de las zonas autorizadas.

A la vez que se hace una llamada a la colaboración ciudadana, se reitera que estas limitaciones tienen como objetivo que “nuestras tradicionales fiestas se desarrollen dentro de los normales cauces de cordialidad que deben presidir estos días, por lo que se hace necesario respetar una serie de normas para que todos, carmonenses y visitantes, podamos disfrutar de la Semana Santa”.

El bando municipal recoge también las sanciones que conllevaría el incumplimiento de las normas citadas y que podrían ir desde multas de 300 euros para las infracciones leves hasta los 24.000 euros para las calificadas como muy graves. Si la infracción la protagonizan menores de edad de más de 16 años, la multa podrá ser sustituida por prestaciones sociales en el municipio. Por último, la Policía Local podrá adoptar cautelarmente el precinto o comiso de los elementos utilizados para cometer la infracción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios