Valentín López Fernández. Alcalde de Burguillos (PSOE).

"Hay que coger por los cuernos el problema de Burguillos Natural"

  • Advierte que los intereses podrían elevar al doble la deuda de la sociedad municipal, que ya se estima en 40 millones de euros, y de cuya solución "política" pende el futuro del Ayuntamiento.

Comentarios 2

Valentín López, 32 años, técnico industrial, explica que siempre estuvo implicado en la vida de Burguillos, como entrenador de fútbol, con una agrupación de Semana Santa o con Cáritas. Nunca desde la política en los años convulsos. Pero se ha convertido en alcalde tras la debacle inesperada del PP, que logró en 2011 mayoría absoluta. Le propusieron ser candidato del PSOE cinco meses antes de las elecciones. Un reto cuando en Burguillos se daba una "burbuja informativa de noticias negativas", por la ruina económica y los equipamientos sobredimensionados. "Para cambiar las cosas hay que implicarse", defiende.

-Fue valiente al aceptar ser candidato del PSOE.

-Sí y en mi familia hay personas de todas ideas políticas. Con la hecatombe y el castigo al PSOE de hace cuatro años, se hizo autocrítica. Se necesitaba un proyecto nuevo, en el que creyeran los que iban a participar él y los vecinos. El partido está por encima de cualquier persona y también ha dado muchas alegrías en Burguillos. Se renovó institucional e internamente y, salvo un edil que estuvo en la oposición y otro de la última etapa en el gobierno, todos somos nuevos.

-¿Cómo vivió, desde fuera, la apuesta metropolitana y el pinchazo y qué análisis hace, como alcalde, de los errores?

-Pensé que se daban pasos a mucha velocidad. En ocho o diez años duplicamos población. Teníamos ilusión, había instalaciones y actividades que no existían en el entorno. Pensaba que era lógico un parón y cuando llegaron los problemas, se habló de una crisis internacional, que todo tenía que ver con el ladrillo. Burguillos pasó de ser un pueblo de agricultores a depender de la construcción y eso nos afectó mucho. Pero creo que se ha dado también una burbuja de noticias negativas. No voy a negar que la economía de Burguillos es compleja, pero en su día también hubo mucho trabajo y los negocios se beneficiaron. Políticamente no soy nadie para juzgar lo que pasó. Creo que el gobierno de entonces intentó hacerlo de la mejor manera y no se dieron las circunstancias que pensaba para que Burguillos se pudiera sostener por sí solo.

-Tiene una doble herencia: la municipal y la de un PSOE cuestionado, con un ex alcalde inhabilitado.

-Con el antiguo alcalde no tengo relación, lo conocía como un vecino más. Cuando gestionas se acierta y se falla. Queremos que los errores nos valgan para impulsar al municipio. En política se peca de recordar lo mal que lo han hecho otros sin centrarnos en lo que necesita el pueblo y queremos poner un punto: creemos en Burguillos y en que se pueden mejorar las cosas. Los jueces dirán si hubo algo fraudulento. Nosotros vamos a pensar en los vecinos y en solucionarles sus problemas. En cuanto a la herencia en el Ayuntamiento, nos hemos encontrado cosas a favor y en contra. En lo positivo, están los trabajadores, que han dado la cara y peleado por las soluciones y dan forma a las ideas de los políticos. Las cosas bien hechas y poco a poco quedan mejor que a lo loco y la experiencia nos dice que no nos lancemos ejecutando cosas que no podamos controlar. En lo malo, tenemos el lastre de la deuda de los años del PSOE y del anterior gobierno. Y quiero subrayar que ni antes se debió dejar que los ayuntamientos se endeudaran tanto ni ahora se les puede ahogar para que paguen todo tan rápido. El control del Estado no permite mover las cosas y es necesaria otra vara de medir, porque el vecino no va a la casa del presidente del Gobierno con sus problemas, sino a la del alcalde y no tenemos opciones para responder.

-¿Cuáles son los números?

-El PP dio muchos datos: primero se dijo que el Ayuntamiento debía de 16 a 20 millones, luego estuvo jugando con Burguillos Natural que se iba a 40 ó 50 millones o a 70. En las elecciones, dijo que dejó la deuda en 8. Pero con un presupuesto que no llega a cuatro millones eso es imposible. Según el interventor, hay deudas reconocidas por unos 6,5 millones, reguladas y que se van pagando. La deuda exacta de Burguillos Natural no se sabe, sigue en concurso de acreedores generando intereses. El miedo es que recaiga en el Ayuntamiento y, como no se ha querido solucionar, nos encontremos con que se haya ido al doble con los intereses. Ahí debemos hacer autocrítica todos, porque varios alcaldes han estado en ese tema sin solucionarlo. Una vez en el Ayuntamiento somos responsables de los actos administrativos.

-El PP daba por hecho que la deuda no recaería en el Consistorio.

-Imposible no hay nada. El de Burguillos Natural es uno de los concursos más antiguos y de más montante. Pero el que es político en Burguillos debe ser valiente, porque no es lo mismo que ser alcalde cuando las cosas están bien. No podemos mentir, ni decir sólo lo que nos gustaría. Es un tema complicado al que creo que de una forma u otra se le puede dar solución. El que dice que no se puede es porque no la ha encontrado. Nosotros estamos en ese proceso y en que sea posible lo que no era.

-¿Cómo? ¿Qué podía haber hecho el PP que no hizo?

-Coger el toro por los cuernos. Cuando los problemas son tan grandes hay que estar preparado para mancharse las manos. A lo mejor políticamente no compensa, pero hay que afrontarlo. De ello depende que el Ayuntamiento tenga la viabilidad. De qué me sirve tener en una casa una habitación bonita, si el resto se está cayendo. Es un frente abierto.

-¿En qué fase está el concurso?

-En fase de liquidación completa. La resolución dirá pronto si tenemos o no responsabilidad. Lo dirán los jueces.

-"Responsabilidad" es dinero. ¿De cuánto hablamos?

-Está en torno a 40 millones, sin intereses, que serán muy grandes.

-Otros que le han precedido han dicho que habría que cerrar el Ayuntamiento, con 6.500 vecinos.

-Todo tiene una solución política. Todos los estamentos se deben dar cuenta de que todos somos responsables. Si un niño es bueno o malo, es por la educación que ha recibido de su familia y en el colegio y no se le puede dar la espalda. Con Burguillos Natural se han ido perdiendo posibles soluciones. Por ejemplo, con el plan de pago a proveedores del Estado se podría haber llegado a acuerdos y no se intentó. La posición que tenía el Ayuntamiento era la de que, mientras que no lo diga un juez, no tengo responsabilidad.

-La mayoría de las empresas que están en el concurso no son de Burguillos.

-Hay algunas. Algunas están a su vez en concurso en parte por el Ayuntamiento de Burguillos y por otros. De hecho, quiero recordar que hoy Burguillos puede pagar a final de mes las nóminas, el pago a proveedores se hace en los plazos fijados. El problema está en la sociedad municipal.

-Se dice que los gestores tendrán que responder por la deuda.

-Sí. Tengo entendido que ya tienen algo abierto por responsabilidad solidaria. Es un tema de bastante envergadura y Burguillos depende de cómo salga este juicio. Lo malo es que somos el PSOE, al que todos creen responsable. Lo bueno, que a lo mejor vamos a ser los responsables de darle solución.

-¿Qué hará con los grandes equipamientos que están a medio terminar: la piscina, el colegio, el centro de ocio?

-Parte de esas infraestructuras están afectadas por el concurso. Por eso el futuro del Ayuntamiento depende de Burguillos Natural. Cada año es uno más de abandono y se agrava el deterioro.

-Todo esto ocurrió cuando faltaban infraestructuras básicas, como el suministro de luz en las nuevas urbanizaciones y el agua.

-Sí y hay que reflexionar, algo no se ha hecho bien. El anterior gobierno hizo las obras de canalización. Cuando llegamos, dimos las licencias de primera ocupación para los contadores. Quedan sin luz varias manzanas del polígono El Cuarto de la Huerta. En cuanto a la conexión con Emasesa, se anunció antes de las elecciones. Al llegar, Emasesa nos remitió a la CHG, que aportaba el 80%. Las obras se tenían que acabar antes del 31 de diciembre, pero el 17 la CHG nos dijo que no había dinero. El Ayuntamiento dejó sin gastar lo que había consignado. Ahora no sabemos qué hacer, si el convenio sigue en vigor. Emasesa dice que sigue sus pasos, pero no hay nada. Hicimos una inversión para arreglar los puntos de agua, que estaban abandonados, tenemos un informe de los técnicos sobre eso. Cuando te quieres comprar un coche hay dos formas de justificarlo, comprándolo o abandonar el que tienes. Ahora no hay problemas de presión ni de agua y, de cara al verano, el depósito está lleno.

-¿Emasesa no es una prioridad?

-Yo me pregunto si Emasesa u otra empresa me garantiza el agua. Dependemos de la naturaleza. En Sevilla también hubo cortes por falta de agua.

-Se han hecho infraestructuras.

-La conexión a Emasesa es una alternativa, pero también hay que ver cuánto le supone al vecino. El agua no va a valer lo mismo y mucha gente ya se ve apurada para pagar. En el pueblo ha habido debate con eso.

-¿Cómo va el acuerdo con IU?

-Nos ha unido el tener juntos muchos problemas en la oposición. El pacto tiene buena salud.

-¿Hay alguna otra prioridad que se haya marcado el nuevo equipo?

-El nuevo colegio. El Ayuntamiento ha tenido que hacer un esfuerzo para dotar de las infraestructuras a la parcela que se ha cedido a la Junta, ya está a la espera de que se resuelva la licitación. También, la forma de llegar a los vecinos, escuchándoles y trabajando con ellos.

-Teniendo en cuenta que sus predecesores han terminado, por unos motivos u otros, en el juzgado, ¿va con pies de plomo?

-Tengo dicho que hay que ver las cosas muy detenidamente, tener muy claras todas las decisiones e ir de la mano de los funcionarios. Trabajamos también con un equipo jurídico externo. Antes dejaban a la gente equivocarse y no pasaba nada, ahora te lo miran todo. Pero aquí estamos, para aprender.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios