empleo

Un juez condena a Prodetur a pagar 2,5 millones por doce despidos

  • Declara "improcedente" la extinción de los contratos de estos agentes de empleo

El juzgado de los Social número 6 de Sevilla ha condenado a Prodetur, la sociedad de promoción del desarrollo económico y del turismo de la Diputación de Sevilla, a pagar más de 2,5 millones de euros en concepto de salarios de tramitación por el "despido improcedente" de 12 agentes locales de promoción de empleo (Alpe).

La sentencia, a la que tuvo acceso este periódico, absuelve a la Diputación Provincial de Sevilla porque, según explica el fallo, aunque la Corporación provincial es el "socio único" de Prodetur, esta sociedad mercantil actúa en el tráfico jurídico "con total independencia" con respecto a su único socio.

Así, el fallo declara improcedente el despido de los 12 Alpe y condena a la empresa a que, en el plazo de cinco días, proceda bien a la readmisión de los trabajadores en las mismas condiciones que tenían antes del despido o bien al pago de distintas indemnizaciones (que superan los 30.000 euros en cada caso).

No obstante, y es lo más importante, la juez de lo Social ha condenado a la sociedad a que en cualquiera de los casos abone los salarios de tramitación -los que se han dejado de percibir desde que se produjo el despido y la fecha del dictado de esta sentencia- a los antiguos agentes locales de promoción de empleo. Estos salarios superan en conjunto los 2,5 millones, teniendo en cuenta los 59 meses que han transcurrido desde el despido y los salarios de algo más de 3.000 euros mensuales brutos que percibían estos trabajadores.

La sentencia dictada por el juzgado de lo Social puede ser objeto todavía de un recurso de súplica ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), pero en caso de recurrir Prodetur tendría que consignar los 2,5 millones de euros o un aval por esta cantidad, según explicaron fuentes del caso.

Los trabajadores fueron contratados en 2005 con un contrato por obra o servicio y en 2011 la empresa les comunicó el vencimiento del mismo, poniendo a disposición de cada Alpe una indemnización por finalización de contrato.

En mayo de 2012, Prodetur extinguió las relaciones laborales, por lo que los trabajadores emprendieron las acciones legales.

La sentencia argumenta que en este caso la empresa Prodetur comunicó a los trabajadores la extinción de su contrato temporal "a pesar de ser la relación laboral indefinida", como se declaró en otra resolución judicial que ya es firme, y ser la contratación de todos los trabajadores "fraudulenta". La empresa puso a disposición de todos los trabajadores una indemnización por finalización del contrato que éstos "no aceptaron como liquidación y finiquito de la relación laboral, viéndose abocados a la firma del nuevo contrato ante su necesidad de continuar trabajando".

La juez de lo Social de Sevilla considera que el despido de estos 12 trabajadores es improcedente porque, según argumenta, "no tiene causa, con independencia de que la prestación de servicios tenga influencia, en su caso, en el importe de los salarios de tramitación" que debe afrontar la sociedad, concluye el fallo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios