Provincia

El juez condena a dos años al joven que agredió al secretario judicial

  • El acusado estuvo casi dos semanas en prisión y en el juicio reconoció que golpeó al funcionario del juzgado cuando intercedió en su discusión con otra persona

El juzgado de lo Penal número 12 de Sevilla ha condenado a un joven a dos años de cárcel y al pago de una multa de 1.230 euros, por haber golpeado al secretario del juzgado de Paz de Guillena durante la celebración de un juicio de faltas. El acusado, M. A. R., de 21 años, reconoció en el juicio la agresión por la que llegó a pasar doce días en prisión preventiva.

La sentencia ha declarado probado que los hechos ocurrieron sobre las diez de la mañana del pasado 21 de febrero, cuando el acusado había acudido al juzgado de Paz para comparecer como denunciado en un juicio de faltas.

Cuando comenzó la vista oral y el denunciante estaba prestando declaración, en la que ratificaba la acusación, el joven se dirigió hacia él y "con clara intención de amedrentarlo" le dijo "te voy a partir la boca, cuando salgas de aquí te voy a matar". La juez de paz llamó entonces al orden al individuo, que siguió profiriendo las amenazas de muerte al denunciante.

En esta situación, la juez ordenó su expulsión de la sala de vistas, pero el acusado, lejos de marcharse sin causar mayores incidentes, se acercó al denunciante y le golpeó en la nuca. Fue entonces cuando intervino, "para evitar la agresión", el secretario del juzgado, un funcionario de la Administración de Justicia, del grupo de gestión.

El acusado comenzó "a intimidad al secretario", al que llegó a decirle que "cuando le coja le va a dar" y le propinó un puñetazo en la boca, lo que le causó lesiones de carácter leve de las que tardó en curar un día.

La sentencia añade que la intervención de la Guardia Civil evitó que continuaran las agresiones e intimidaciones, si bien el sindicato CSI-CSIF ha aclarado que el juzgado de Paz de Guillena, como la totalidad de estos órganos de la provincia, carecen de una dotación de vigilancia por parte de las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado, a diferencia de lo que ocurre por ejemplo en los juzgados de la capital y en la Audiencia Provincial de Sevilla.

La sentencia considera que los hechos son constitutivos de delitos de obstrucción a la Justicia, atentado contra funcionario publico, y desórdenes públicos, así como de sendas faltas de lesiones y maltrato. El acusado se mostró conforme con la condena, que incluye una indemnización de 50 euros para la víctima, y no tendrá que volver a ingresar en la cárcel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios