La rinconada

El consejero Fernández dice que hay tiempo para buscar alternativas al cierre de Ebro Puleva

  • El titular de Empleo cree que el dinero que va a recibir la factoría por el cierre de la planta debe invertirse en la zona, una posibilidad que la dirección de la empresa ve con buenos ojos.

Comentarios 1

El consejero de Empleo, Antonio Fernández, ha considerado que todavía hay tiempo para buscar una alternativa al cierre de la planta de Ebro Puleva en La Rinconada ya que éste no será efectivo hasta dentro de un año, mientras que ha destacado la voluntad de la empresa por encontrar una solución.

Fernández, quien ha firmado un convenio de colaboración con el Consejo Andaluz de Cámaras y Camefirma, ha señalado a los periodistas que hoy se constituye una comisión técnica, compuesta por representantes de las consejerías de Empleo y Agricultura, empresa, Ayuntamiento y sindicatos, para estudiar alternativas de empleo en la zona.

La intención de las partes, según el consejero, es que cuando dentro de un año se cierre la factoría sevillana -a la que calificó de buque de la economía andaluza- no se produzcan recolocaciones en otras plantas de España forzosas.

En su opinión, el dinero que va a recibir Ebro Puleva por el cierre de la planta debe invertirse en la zona, una posibilidad que la dirección de la empresa ve con buenos ojos, según el consejero.

De este modo, Fernández ha asegurado que el presidente de Ebro Puleva le ha manifestado su intención de estudiar inversiones alternativas dentro de la rama agroalimentaria.

A pesar de que no existe nada concreto, como ha reconocido el consejero, Ebro Puleva tiene una "voluntad inequívoca" por apostar e invertir en Andalucía, ha matizado Fernández.

Así, ha recordado cómo el cierre de la lechera de Jerez de la Frontera (Cádiz) supuso una fuerte inversión en una planta de arroz que ha generado más empleo que el existente anteriormente.

Fernández ha reiterado que todavía existe un año para concretar medidas encaminadas a recuperar la actividad en la zona.

La plantilla del grupo suma más de 500 empleados, entre fijos y temporales, pero su dirección anunció el pasado noviembre la intención de cerrar las plantas azucareras de Guadalcacín (Jerez), La Rinconada (Sevilla) y Peñafiel (Valladolid).

Se trata de un plan por el que pretende reducir alrededor del 50 por ciento de su producción azucarera a causa de la reorganización del sector en la Unión Europea, una medida que afectaría a 231 empleados fijos a los que se ofrece el traslado o la prejubilación, de los que 104 trabajan en La Rinconada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios