La crisis reduce a menos de la mitad el crecimiento de población en Sevilla

  • El incremento interanual ha sido del 0,6%, cuando en 2008 llegó al 1,42%

Comentarios 3

La crisis ha hecho que el crecimiento poblacional que se venía registrando el conjunto de las ciudades y municipios de la provincia de Sevilla hasta el año 2008 se reduzca considerablemente, aunque sigue arrojando números positivos. Así puede concluirse de los primeros datos del padrón oficial a 1 de enero de 2011, aprobado mediante un Real Decreto en el Consejo de Ministros del pasado viernes y que refleja que Sevilla tiene registradas a 11.865 personas más que hace un año, lo que supone un crecimiento del 0,6%, menos de la mitad que en el año 2008, cuando llegó al 1,42% de crecimiento interanual. En total, constan 1.928.962 habitantes inscritos en Sevilla.

Estas cifras están por encima de la media española, que se quedó en un 0,4%, y al mismo nivel que la media de Andalucía, también del O,6%. Superan a Sevilla las provincias de Málaga y Almería, que mantuvieron un crecimiento interanual de población del 1%, de los más altos de todo el país, y Granada y Huelva, que se quedaron con el 0,7% y el 0,8%, respectivamente. El resto está por debajo. Jaén perdió incluso población -161 habitantes en números absolutos-, aunque en el padrón aprobado el viernes se le asigna un 0% de variación interanual.

Con sus cerca de 1.929.000 habitantes de derecho, Sevilla se consolida como la quinta provincia más poblada del país, por detrás de Madrid, Barcelona, Valencia y Alicante, con la que sigue acortando distancias, ya que ésta, aunque tiene 1.934.124 habitantes oficiales, aumentó su padrón menos que Sevilla en el último año, un 0,4%.

A falta de conocer los datos oficiales por municipios -que el Instituto Nacional de Estadística hará públicos una vez que el Real Decreto se publique en el Boletín Oficial del Estado-, una comparación con años anteriores refleja que la difícil situación económica, que está situando a Sevilla a la cabeza nacional en el aumento del desempleo, ha hecho que el incremento de población que venía registrándose hasta 2008 se haya reducido drásticamente.

Así, el mismo año del estallido de la crisis, el crecimiento de población interanual fue de 1,42%, con casi 26.200 vecinos más que el año anterior en números absolutos. En 2009 se creció en un 1,3%, con 24.700 nuevos empadronados; y el año 2010 se quedó ya en el 0,89%, con 16.873 vecinos más. Es decir, hace cuatro años, el crecimiento poblacional de Sevilla multiplicaba por dos al de este año.

Con todo, se mantiene en cifras positivas, al contrario de lo que ocurre en otras 12 provincias del país, que perdieron población. Además de Jaén, son Asturias (casi 3.000 habitantes menos), Huesca, León (1.485 menos), Lugo y Orense (casi 2.000 menos en cada sitio), Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Zamora y, también, Valencia. Esta última es la tercera provincia más poblada de España, por detrás de Madrid y Barcelona, pero su padrón también baja en más de 2.500 personas con respecto a enero de 2010.

A la cabeza en aumento de población a pesar de la crisis se sitúan Ceuta y Melilla, con un 2,2% y un 3,2%, respectivamente, seguidas de Guadalajara (1,9%) y Toledo (1,3%), y Málaga y Almería, con el 1%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios