La apertura definitiva de la A-66 enfrenta a populares y socialistas

  • El presidente del PP sevillano ve "electoralista" la inauguración de una vía que impulsó el partido y el alcalde de Guillena asegura que es una "gran noticia"

Comentarios 13

La apertura definitiva, ayer, de la Autovía de la Plata (A-66) en todos sus tramos sevillanos generó posturas encontradas entre socialistas y populares al ser una obra impulsada por el PP en marzo de 2000 (fecha de licitación del primer tramo sevillano), pero terminada e inaugurada por el PSOE en 2008, a una semana prácticamente de las elecciones.

El presidente del PP de Sevilla, José Luis Sanz, calificó de "electoralista" la inauguración de los dos tramos que quedaban y dijo que "el PSOE se va a llevar hasta el último día viviendo de las rentas del PP ante la falta de proyectos socialistas en nuestra provincia". Por contra, el alcalde de Guillena, Justo Padilla (PSOE), valoró como "una gran noticia" la puesta en marcha de toda la Autovía de la Plata, a su paso por Sevilla, y recordó la "larga reivindicación" de los vecinos y alcaldes para reclamar una autovía que sustituyera a la N-630, dada la cantidad de accidentes mortales que había.

Según el presidente del PP, "los socialistas intentan de nuevo manipular y engañar a los sevillanos, porque la Autovía de la Plata es un proyecto que impulsó el PP, financió el PP y ejecutó el PP. A partir de aquí, sólo hay electoralismo ante la falta de ideas y proyecto para esta provincia", dice en un comunicado. Según Sanz, "el anterior gobierno del PP no sólo ejecutó el 75 por ciento del trazado de la Autovía de la Plata a su paso por Sevilla, sino que dejó asignada la inversión necesaria para completar el 100 por cien de vía de comunicación tan importante y necesaria los sevillanos y que ahora quieren arrogarse los socialistas". Según Sanz, "los últimos cuatro años han sido una legislatura perdida para la provincia. Mientras inauguran proyectos del PP, no tenemos metro, ni cercanías en el Aljarafe, ni SE-40, ni más seguridad, ni más empleo, ni menos hipotecas".

El alcalde Justo Padilla (PSOE), que abanderó durante años las peticiones de los alcaldes del corredor de la Plata para la ejecución de la A-66, recordó que "la lucha por esta carretera" cumplirá diez años en mayo (desde 1998) y obedeció a "razones humanitarias". De 1998 a 2004 murieron 75 personas. En 2005, con dos tramos ya abiertos, hubo 4 muertos en la N-630 y 4 en la A-66 y sólo un fallecido en 2006 y en 2007. La siniestralidad ha bajado a medida que se abrían tramos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios