El desempleo que no cesa

  • La práctica totalidad de los municipios tienen hoy más parados que hace un año · Las localidades con más de 20.000 habitantes suman casi 12.300 desempleados más, cifra que con la capital llega a los 21.500

Comentarios 1

Decir que el número de parados en la provincia de Sevilla es hoy mucho mayor que hace un año es casi un lugar común. Pero, también, un hecho inapelable que los números se encargan de confirmar, sin matices, cada temporada y municipio por municipio. Las cifras globales ya son conocidas: Sevilla tenía en junio 244.172 desempleados, un 15,8% más que hace un año, con un incremento interanual mayor que el del conjunto de Andalucía (un 12,70%) y del país (del 11,97%). Pero, yendo al detalle, el verano arrancó en la provincia de Sevilla con más desempleados en todos y cada uno de los 105 municipios, no hay nada que evidencie de que el anhelado cambio de tendencia está a punto de producirse.

La única excepción son dos pequeños núcleos, Los Corrales y El Madroño, con una población activa muy limitada además y en los que la variación a la baja del paro afectó a menos de una decena de personas. Nada significativo pues. Por contra, hay hasta una treintena de localidades sevillanas en el que el incremento interanual superó el 25% en junio, tal como aparece reflejado en la tabla adjunta.

Teniendo en cuenta únicamente a los ayuntamientos más grandes, es decir los 16 que superan o se quedan muy cerca de los 20.000 habitantes empadronados, las cifras son igualmente preocupantes en cuanto que suponen un motor de arrastre para el resto de pueblos. Entre todos ellos han sumado 12.292 parados más a las listas del Instituto Nacional de Empleo en un año. Si se tienen en cuenta los nuevos parados de la capital, el número es de 21.509.

En tres municipios, el paro aumentó incluso por encima del millar de personas en números absolutos. Son Alcalá de Guadaíra (1.505 parados nuevos en números absolutos, un 15,69% más); Dos Hermanas (2.626 más que en junio de 2011, un 16,84%) y Utrera (con un incremento de 1.141 parados en números absolutos, un 16%). Los tres tienen más de 50.000 habitantes. En la capital, hay 9.217 parados más que hace un año.

En Écija, hay 900 parados más que en junio de 2011, lo que supone un incremento mayor incluso de ciudades que tienen una población similar, como Mairena del Aljarafe (574), situada en este caso en el área de influencia de la capital. También fue muy significativa la cifra de Los Palacios y Villafranca, donde el paro se ha incrementado entre el arranque del verano de 2012 y el mismo periodo del año pasado en un total de 763 personas, por encima incluso de ciudades con mayor población empadronada.

Son los datos que, cada mes, recoge el Servicio Público de Empleo Estatal, dependiente del Ministerio del Trabajo y la Seguridad Social, en unas estadísticas en las que también queda reflejado el número de contratos que se han formalizado por mes. En el conjunto de la provincia, ya se conocía que los datos tampoco han sido buenos en este sentido: en junio de 2012 se registraron un 6,37% de contratos menos que en junio de 2011. Ello, tanto en lo que respecta a los contratos indefinidos (se hicieron un 10,26% menos, un total de 2.545) como en los temporales, que fueron la abrumadora mayoría: un total de 64.385, pero que también se redujeron en un 6,21% con respecto a junio de 2011, aún sin reforma laboral. En el conjunto de Andalucía éstos prácticamente se mantuvieron igual que el año anterior, con una variación por debajo del 1%.

Esta mala evolución del conjunto se debe también al tirón de los grandes municipios, que registraron unos datos muy negativos. En la capital se formalizaron 4.217 contratos menos en junio de 2012 que en el mismo mes del año anterior; en Dos Hermanas fueron 499 menos; 399, en Alcalá de Guadaíra y 385 en Mairena del Aljarafe. Sólo tuvieron un comportamiento más estable en este sentido, Utrera (10 contratos más que en junio de 2011) y en Écija (donde la reducción de contrataciones en ese mes se quedó en 40).

Pero también reflejan una evolución muy negativa pequeños y medianos ayuntamientos como Aznalcázar, Benacazón, Burguillos, Coria del Río (con 212 contratos menos que el mismo mes del año anterior); El Coronil, Gilena, La Luisiana, Palomares del Río, La Puebla de Cazalla; San Juan de Aznalfarache (326 menos); Sanlúcar la Mayor (233 menos); Villanueva del Río y Minas o Cañada Rosal.

En esa evolución negativa en la contratación en los municipios medianos y pequeños tiene mucho que ver sin duda la enorme caída de ingresos de los ayuntamientos, la primera industria local en muchos casos, que ha obligado a reducir prácticamente a cero los contratos temporales que hacían, con rotación en muchos casos, cuando no se están viendo obligados a despedir a trabajadores que tenían una relación laboral más permanente.

Las ferias y fiestas, que eran también un momento clave para las contrataciones temporales, se han vuelto a suspender o se han reducido considerablemente. Los contratos registrados sólo se incrementaron en algunos municipios, como Carmona, Guillena, Lora del Río, Mairena del Alcor, Osuna, Valencina de la Concepción o Villanueva del Ariscal, pero son una excepción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios