Huévar del Aljarafe

La deuda municipal superó en 2016 los 15 millones, casi 5.300 euros por vecino

  • El gobierno socialista cierra ahora las cuentas de 2012 a 2016 y aún le faltan los 4 años previos

  • El PP advierte que los informes de intervención confirman del caos contable del Consistorio

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Huévar, María Eugenia Moreno, ayer en su comparencencia. La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Huévar, María Eugenia Moreno, ayer en su comparencencia.

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Huévar, María Eugenia Moreno, ayer en su comparencencia. / M. G.

Comentarios 1

Hace años que se conoce que la situación financiera del Ayuntamiento de Huévar del Aljarafe es de las más complejas de Sevilla. En 2015, su deuda con la Seguridad Social era ya de las más altas del país, proporcionalmente: 11 millones de euros. Pero es ahora cuando puede calibrarse en su conjunto, una vez que el gobierno local socialista ha presentado las cuentas generales de 2012 a 2016, aunque quedan pendientes las de 2007 a 2011. Según el informe de intervención que las acompaña, en 2016 la deuda por habitante era de 5.292,85 euros, lo que supone, con una población empadronada de 2.836 vecinos, más de 15 millones de euros. La deuda se ha incrementado desde 2012, cuando era de 4.754 euros por vecino, a contracorriente de otros municipios.

Los datos los hizo públicos ayer la portavoz municipal del PP, María Eugenia Moreno, quien subrayó que el Consistorio se ha puesto a cerrar una contabilidad que debe remitirse cada año a otras administraciones cuando la Cámara de Cuentas le ha reclamado datos para una auditoría. "Corrobora el caos y la falta de control de las cuentas". "El PSOE lleva diez años intentando ocultar la realidad", dijo, y lamentó que la nueva alcaldesa, Áurea María Borrego, no haya cambiado la línea de su antecesor en ese sentido. También negó que esa deuda se deba a inversiones que se han hecho en Huévar y que, según las cuentas de ese ejercicio 2016, no llegaron ni a 16,5 euros por vecino.

La edil popular, que habló de los informes de intervención que acompañan a esas cuentas, especificó que en esos 15 millones están incluidas las deuda bancaria -en 2016 era de 2,4 millones, según Hacienda-, con trabajadores, proveedores, por sentencias firmes y con Hacienda y la Seguridad Social, entre otras, pero matizó que está recogida sólo la parte de la deuda con la Seguridad Social proporcional al año contable, aunque el PP estima que ésta ha aumentado un millón por año y superaría ya los 13 millones, con lo que la deuda acumulada sería mucho mayor.

En sus informes, la interventora advierte además que no existe un inventario de bienes actualizado, con las propiedades reales del Ayuntamiento -desde ordenadores a parcelas, ejemplificó Moreno-, ni una Relación de Puestos de Trabajo (RPT), lo que complica conocer la situación económica real. El Ayuntamiento incumple además la estabilidad presupuestaria y la regla de gasto. En 2012, la interventora avisaba que los ingresos ordinarios del Ayuntamiento no eran suficientes para satisfacer los gastos no financieros.

"Se ha gastado sin control, por encima de las posibilidades económicas del Ayuntamiento", insistió María Eugenia Moreno, que se refirió como ejemplo del "caos" a una partida de "inversiones financieras" -un depósito bancario o similar- por más de 878.000 euros "pendiente de depuración" que aparece en las cuentas de 2012 y que se corresponde con un "error financiero", según le dicen, que se repite en los cinco siguientes ejercicios sin corregirse.

Los incumplimientos a la hora de presentar las cuentas y los impagos a Hacienda y Seguridad Social han llevado a que Huévar tenga retenido, desde la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero, el 100% de los ingresos que le corresponden del Estado y deba financiarse básicamente con sus impuestos, con subidas drásticas en los últimos años. La portavoz del PP recordó que la nueva alcaldesa se reunió con el subdelegado del Gobierno para informarse de los Fondos de Ordenación para afrontar estos casos, pero no llegó a pedirlos. La situación ya le privó el año pasado de acogerse al Plan Supera e imposibilita que pueda gestionar las obras del PER directamente, sino a través de la Diputación y la mancomunidad.

Las cuentas se presentaron el 27 de julio y estarán en exposición pública hasta septiembre. El PP anunció que presentará alegaciones antes de que se aprueben en el Pleno. Avanzó que estarán pendientes de las conclusiones de la Cámara de Cuentas y pedirán responsabilidades en los tribunales por la mala gestión. Por otro lado, recordó que el Ayuntamiento debe a su plantilla las nóminas de mayo, junio y julio, aunque en estos meses ha ido pagando otras con retraso a cuenta de los ingresos por impuestos de todo el año. Según los últimos datos, la plantilla estaría compuesta por unas 120 personas, aunque llegó a ser de más de 400 hace una década y era de 200 a principios del mandato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios