Cantillana

Una disputa en un bar acaba con un herido de bala y un apuñalado

  • El agente utilizó el arma cuando vio que el joven desenfundó una pistola durante una reyerta.

Comentarios 4

La Policía Local de Cantillana se vio obligada la pasada madrugada a intervenir en una disputa en el bar La Milagrosa donde se originó una disputa que acabó con dos heridos. La intensidad de la riña llevó a los agentes a reducir a uno de los implicados a tiros, llegando a herirlo de bala en la pierna pero sin gravedad. En el suceso hay otra persona herida tras sufrir un apuñalamiento en el transcurso de la disputa.

María Ángeles García Macías (PSOE), alcaldesa de Cantillana, ha confirmado que un agente de la Policía Local disparó contra el joven herido, pero ha puesto de relieve que este agente disparó primero al aire y que abrió fuego contra el joven al percatarse de que éste, tras haber apuñalado al hombre de 57 años involucrado en los hechos, "estaba cargando" una pistola para "rematar" a balazos a su víctima.

Fuentes del servicio unificado de emergencias 112 de Andalucía han informado de que los hechos acontecieron pasadas las 22:40 de este pasado domingo en "plena vía pública", concretamente en la avenida de Andalucía. Merced a estos hechos, la alcaldesa de Cantillana ha informado de que fue el joven de 28 años quien habría apuñalado al varón de 57 años por causas que no han trascendido. En ese sentido, ha confirmado que fue un agente de la Policía Local el que efectuó el disparo del que procede el impacto de bala encajado por el joven en una de sus extremidades inferiores. Según la alcaldesa de Cantillana, los agentes fueron movilizados al tener constancia de la agresión que se perpetraba en la avenida de Andalucía y cuando llegaron hasta el lugar de actos observaron cómo el joven apuñalaba al hombre de 57 años.

Uno de los agentes, según María Ángeles García Macías, "disparó al aire" para intentar detener la agresión, pero lejos de arredrarse, el joven habría desenfundado "una pistola", introduciendo de hecho el cargador en la culata, con ánimo de "rematar" a la víctima. Dadas las circunstancias, según la alcaldesa, el agente disparó contra el joven, alcanzándole en una pierna, para "frenar" una fase de la agresión que podría haber sido definitiva para la víctima. "La rápida intervención de los agentes ha evitado que esto haya acabado con consecuencias más graves", ha dicho la alcaldesa para respaldar la actuación de la Policía Local. Según ha esgrimido, el varón de 57 años víctima de la agresión podría estar ahora muerto de no ser por la intervención de los agentes. La alcaldesa ha visitado este lunes el hospital Virgen Macarena, donde se encuentran hospitalizados ambos, heridos. "Los dos están fuera de peligro", ha asegurado. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios