Cuatro empresarios de Burguillos inician una huelga de hambre

  • Los afectados piden al Consistorio una deuda de casi 500.000 euros · El gobierno local promete hacer frente a los pagos

Comentarios 8

Representantes de cuatro empresas radicadas en la localidad de Burguillos iniciaron ayer una huelga de hambre en el Ayuntamiento de la localidad para reclamar el pago de casi 500.000 euros que, según aseguraron, les adeuda el Consistorio a través de la empresa municipal Burguillos Natural desde hace aproximadamente un año.

El portavoz de los empresarios afectados, José Cano, aseguró que el encierro y la correspondiente huelga de hambre se prolongarán hasta que por parte del Ayuntamiento de Burguillos "se ofrezca una solución al problema y nos den garantias de cobro", aunque insistió que por el momento no hay prevista ninguna reunión al respecto. Además, argumentó que esta situación "está afectando tanto a los empresarios como a los trabajadores, que en algunos casos llevan tres meses sin cobrar". El portavoz de los empresarios encerrados también manifestó que necesitan este dinero para continuar con sus negocios y "esperamos que nos sea devuelto cuanto antes".

Cano informó de que el "único movimiento" por parte del Consistorio ha sido el de pedir un listado en el que consten los nombres las 12 personas encerradas "por lo que pueda pasar", mientras que las puertas del Ayuntamiento se encuentran abiertas desde el comienzo del encierro, todo ello "como medida de precaución", profirió el portavoz empresarial José Cano.

La última información emitida desde el Ayuntamiento es que existe la posibilidad de que cobren un talón con la deuda pendiente el próximo 25 de julio, según el portavoz de los empresarios afectados, quien no se cree este extremo porque desde enero pasado les han estado informando desde el Consistorio de que el problema se iba a arreglar "la semana que viene".

El representante de los empresarios también precisó que el Ayuntamiento, a través de la empresa municipal Burguillos Natural, debe a Andalpool SL -de la que es propietario el propio José Cano- unos 26.000 euros; a Encofrados C. Maireles y Caresur, 240.000 euros, y a Construcciones Pérez Dorado, entre 200.000 y 240.000 euros, lo que hace que la deuda ascienda a unos 500.000 euros aproximadamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios