El fiscal reclama 14 años por un secuestro en el que la víctima no reconoce al autor

El fiscal mantuvo ayer su petición de 14 años de cárcel para un hombre acusado de secuestrar a otro para que revelase quién había informado a la Policía sobre un alijo de 2.500 kilos de hachís. La solicitud de condena del ministerio público se produjo pese a que la víctima no reconoció al acusado debido al tiempo transcurrido, ocho años, desde entonces.

En el juicio, que comenzó ayer en la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla, el fiscal comentó que existen muchos "datos concurrentes" que indican que J.C.M. estuvo "directamente implicado" en el sucuestro. Durante la exposición de los hechos, la víctima identificó la vivienda de Gines donde fue presuntamente retenido y confirmó que el acusado tenía "plena disponibilidad" de ella.

La víctima, que declaró detrás de una mampara, no fue capaz de reconocer al acusado en una rueda de identificación, porque lo recordaba "con más pelo y más delgado", según han informado a Efe fuentes del propio caso. El denunciante confirmó ante los jueces todos los detalles del secuestro, en el que durante siete días a partir del 19 de julio de 2000 la víctima fue trasladada en coche por diversas localidades de España y acabó en Gines. Durante el cautiverio el presunto secuestrador golpeó a la víctima para que revelase la identidad de la persona informante de la Policía.

El fiscal solicitó seis años de cárcel por cada uno de los hechos, otros dos por tenencia ilícita de armas, una multa de 360 euros por una falta de lesiones y una indemnización de 6.052 euros.

La defensa pidió la absolución y aseguró que el hecho de que su cliente "haya cumplido seis años de cárcel en Marruecos y reconociese dedicarse al tráfico de hachís no permiten equipararle a los niveles de un alijo de tanta importancia".

Además, alegó que la vivienda donde retuvieron al denunciante fue alquilada por la ex novia del procesado, que había terminado la relación y comenzó a salir con otra persona, condenada en 2003 por este secuestro.

El defensor argumentó que la víctima fue reconocida al día siguiente por el forense y redactó un informe donde sólo apreció contusiones y "no las graves lesiones que dijo haber sufrido la víctima".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios