Aljarafe

El funcionamiento del taxi en el Aljarafe no acaba de normalizarse

  • La tesión es frecuente por los taxistas que se oponen a que profesionales de otros pueblos usen sus paradas.

Comentarios 6

Seis meses después de que la Junta forzara a Mairena, Bormujos y Tomares a volver al área de prestación conjunta del taxi en el Aljarafe, la incertidumbre sigue caracterizando el funcionamiento del servicio y provocando enorme tensión en las paradas de estos tres pueblos, porque sus taxistas suelen poner problemas a que los profesionales de otros sitios trabajen y carguen pasajeros en ellas. La mayoría ni se atreve a entrar.

Así lo admite el propio responsable de la asociación de taxi que aboga por eliminar el área si no hay otra regulación, Jaime Domínguez, quien afirma que hay denuncias, incluso un juicio el día 2, y son "conscientes" de que la ley no les ampara. Pero insiste en que es incierto que el área beneficie a los vecinos del Aljarafe, con unas tarifas y servicios únicos, y destaca como ejemplo que puede ocurrir que "se cobre más a un cliente porque cuando se llama a un taxi viene de fuera del término municipal". El interés por mantener el área tal y como está, consideran, no es el de los usuarios, sino el del alcalde de Camas y presidente de la Mancomunidad, Rafael Recio, "porque la situación beneficia a los taxistas de su pueblo", afirma.

Esta agrupación de taxistas logró participar ayer -según Domínguez, después de presentar 90 firmas y tras amenazar con movilizarse si no se contaba con ellos- en una primera mesa de trabajo que se había convocado en la Mancomunidad de Servicios para abordar la regulación de paradas.

Según fuentes de la dirección de la Mancomunidad, la reunión, en la que participaban también la Facua y varios ayuntamientos con más número de licencias, se suspendió después de que los profesionales de esta asociación y de la Unión del Taxi del Aljarafe, que defiende el área conjunta, se enzarzaran en una fuerte discusión. Ahora, se dará opción a que las propuestas se presenten por escrito.

Fue la fórmula también con la que se intentó en verano regular el área. Entonces, las propuestas de regulación se sometieron a votación entre los profesionales. Pero los taxistas críticos no participaron porque uno de los puntos que defendían -que las paradas de cada municipio sólo pudieran ser ocupadas por licencias del mismo- se dejó fuera por ir contra la ley. Los taxistas impugnaron la votación y pidieron que se revocara el acuerdo, sin respuesta, dicen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios