Medio ambiente

Otro incendio de varios focos hace saltar las alarmas en El Castillo de las Guardas

  • El despliegue de medios y el viento ayudaron a estabilizarlo a las pocas horas de detectarse y este viernes ha quedado controlado

  • El alcalde afirma que es intencionado, cuando se cumple un año del que asoló 1.846 hectáreas

Comentarios 1

El 28 de agosto se cumplirá un año del incendio en la finca Las Jarillas que durante una semana arrasó 1.846 hectáreas de suelo forestal y de dehesa en el término de El Castillo de las Guardas, en el suceso de este tipo más grave en Sevilla en años y el más importantes de Andalucía del pasado verano. Casi coincidiendo con ese aniversario, este jueves volvieron a saltar todas las alarmas en esta zona del Corredor de la Plata, por un importante fuego que, con varios focos a la vez, se declaró pasadas las 13:00 horas en la finca La Urraca, entre las aldeas de La Aulaga y El Peralejo, aunque más cerca de ésta última. A diferencia de lo que ocurrió con el fuego de 2016, esta vez no fue necesario el desalojo de viviendas, porque el viento soplaba en dirección contraria a las poblaciones.

La rápida intervención de los equipos de extinción del Plan Infoca, que desplegó y mantiene un número importante de efectivos en la zona, hizo que el fuego quedara estabilizado relativamente pronto, sobre las 18:45. Pero no ha sido hasta este viernes a las 12:00 horas cuando el Dispositivo para la Prevención y Extinción de Incendios Forestales de Andalucía ha dado por controlado el fuego. En las tareas de extinción se movilizaron este jueves por la tarde a 61 bomberos forestales y dos agentes de medio ambiente. También estuvieron trabajando desde muy pronto y hasta la puesta de sol diez medios aéreos del propio Infoca, a los que se sumaron otros cuatro del Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, junto a una Unidad Médica de Incendios Forestales (UMIF) y tres vehículos autobomba.

A falta de lo que se determine en la investigación sobre su origen, el alcalde, Gonzalo Domínguez, dio por sentado ya que, de nuevo, se trata de un fuego intencionado, porque tuvo varios focos a la vez. La única finca afectada al cierre de esta edición es de encinas y monte bajo, explicó, y hace unos meses su propietario había eliminado una plantación de eucaliptos. Unas cinco horas después de detectarse, se estimaba que podría haber afectado ya a entre 20 y 30 hectáreas. El regidor subrayó que la rápida intervención del Plan Infoca, que movilizó medios de las provincias de Sevilla y Huelva, hizo que las llamas no se descontrolaran.

Esa intencionalidad que se apunta desde el principio preocupa en una zona que, desde el año 2015 y con los casos de este verano, ha sufrido cerca de una treintena de incendios y conatos (fuegos con una extensión menor a la hectárea). Se estima que muchos de ellos tuvieron también detrás la mano del hombre, pero poco o nada ha trascendido del resultado de las investigaciones. También fue intencionado el incendio de Las Jarillas. Pero, según lamentó el regidor, no tiene más información ni de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales, ni de la Policía Autonómica ni de la Subdelegación del Gobierno del resultado de la investigación, ni constancia de que se hayan producido detenciones o se tenga alguna sospecha al respecto.

Preocupado por la evolución de este nuevo fuego, Domínguez también se mostró contrariado por la falta de respuesta a la solicitud de ayudas, por zona catastrófica, que el Pleno hizo formalmente al Gobierno central tras el anterior incendio. El fuego causó daños a medio centenar de agricultores y ganaderos de la zona que sólo han podido desgravarse una parte del tramo autonómico del IRPF por las pérdidas.

Hasta ahora, el incendio más grave en lo que va de verano en Sevilla ha sido el de la Sierra del Agua, en Guadalcanal, con 235 hectáreas afectadas. Este municipio ha sufrido cuatro incendios en el último mes. En junio, ardieron también 15 hectáreas en Constantinta y 2,5 en Alanís de la Sierra, entre otros incidentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios