Una juez investiga una reyerta en la que se vieron implicados cuatro policías

  • Una mujer y su hijo aseguran que fueron atacadas por cuatro agentes tras un altercado en una discoteca del municipio

El juzgado de Instrucción número 2 de Écija está investigando una reyerta ocurrida el pasado 25 de diciembre en la que se vieron implicados cuatro policías nacionales, que han sido denunciados por una presunta agresión a una mujer y su hijo. Ambas partes se han cruzado las denuncias, ya que los agentes también han puesto el asunto en conocimiento de la Justicia para que tome medidas contra estas dos personas.

Los hechos ocurrieron la madrugada del día de Navidad en Écija, pero es ahora cuando la juez que instruye el caso ha comenzado a llamar a declarar tanto a las personas que fueron protagonistas de esta riña como a los diversos testigos que presenciaron la escena.

Según la denuncia interpuesta por esta mujer y su hijo, a la que ha tenido acceso este periódico, la reyerta se originó en las puertas de una discoteca de la localidad astigitana. El denunciante asegura que estaba a punto de montarse en su coche cuando otro vehículo le pasó rozando a gran velocidad y él le dio un golpe en la parte trasera para que frenara. La denuncia añade que el conductor del coche -policía de paisano- se bajó del mismo y comenzó a discutir con el joven.

En ese momento comenzó una pelea en la que intervinieron después más personas, entre ellas otros policías y familiares y amigos del denunciante. Este joven fue trasladado a las dependencias de la Policía Nacional, donde quedó detenido y, según su relato, fue golpeado en repetidas ocasiones.

Este hombre asegura que los agentes le causaron "moratones en la cabeza y en el cuello, dos cortes encima de la ceja izquierda, un derrame en el ojo, rotura de los labios y el paletón superior derecho partido", así como arañazos en las muñecas producidos por el roce de las esposas.

La madre del detenido se encontraba "tomando unas copas" en la comisaría de la Policía Local con unos agentes que la habían invitado antes tras estar en el bar en que trabajaba. Por la radio de la Policía escuchó el aviso de que había un altercado en la discoteca y se dirigió a este establecimiento porque sabía que su hijo se encontraba allí. Llegó cuando el joven estaba ya esposado y también fue conducida a las dependencias policiales.

"Al llegar a la comisaría la meten a empujones en el pasillo dos policías nacionales, cae al suelo por los empujones y la arrastran hasta una habitación". La mujer pasó la noche en el calabozo y sostiene en su denuncia que también fue agredida por los policías. Además, asegura que tanto él como su hijo fueron insultados en reiteradas ocasiones por los agentes una vez dentro de la sede policial.

Los dos denunciantes fueron atendidos de sus lesiones en el Hospital de San Sebastián de Écija antes de ser puestos a disposición judicial y quedar en libertad en la mañana del mismo día 25 de diciembre. La juez que investiga el caso ya ha citado a declarar a varias personas, entre ellas los denunciantes y varios testigos. Los policías también han presentado denuncia contra esta mujer, su hijo y la esposa de éste. Por el momento el caso se encuentra en fase de instrucción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios