El joven electrocutado tenía 26 años y era natural de Carmona

  • CCOO se presentará como acusación particular si hubiese alguna "negligencia"

Comentarios 1

El joven que murió ayer electrocutado en una torreta de luz en el municipio de Cantillana tenía 26 años, era natural de Carmona y trabajaba para la empresa Mantenimiento y Reparaciones Brenes S.L., radicada en este municipio sevillano.

Así queda recogido en el informe del inspector de Trabajo que ayer se personó en el lugar de este accidente laboral con resultado de muerte para elaborar un estudio que estará concluido en el plazo de dos semanas, según la secretaria de Salud Laboral de CCOO-Sevilla, Pilar Moreno quien dijo que el fallecido, que responde a las iniciales de M.L.P., estaba realizando trabajos en una torreta en una finca particular emplazada junto a la barriada de La Fuentezuela, en el municipio de Cantillana.

La secretaria de Comisiones Obreras señaló que el hombre murió electrocutado como consecuencia presumiblemente de un error en la manipulación de los cables y de un diferenciador, lo que provocó que falleciera por culpa de una descarga al contactar con un dispositivo con corriente eléctrica.

A la espera del informe del inspector de Trabajo, Pilar Moreno dijo que su sindicato se personará como acusación particular en el proceso judicial abierto tras este accidente laboral con resultado de muerte si queda reflejado que hubo alguna "negligencia" y que no se cumplieron los requisitos de seguridad y prevención de riesgos en el trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios