bormujos

Un jurado enjuicia a la ex alcaldesa por el cohecho del bolso de Loewe

  • Ana Hermoso se sienta en el banquillo de los acusados en un juicio presidido por la popular juez Alaya. La Fiscalía y el PSOE le piden un año de cárcel por 'vender' su voto por un artículo de marca.

Comentarios 2

Regreso al pasado para la ex alcaldesa de Bormujos Ana Hermoso, que esta semana se enfrenta al juicio por el conocido caso del "bolso de Loewe", el supuesto regalo que recibió en diciembre de 2004 para que votara a favor de una moción de censura cuando sólo era concejal del PP en el Ayuntamiento de la localidad.

El juicio contra Ana Hermoso comienza formalmente el martes, con la elección de los miembros del jurado popular que deberán emitir un veredicto de inocencia o de culpabilidad, si bien el inicio de la verdadera vista oral, con la declaración de la ex regidora y de los testigos no tendrá lugar hasta el miércoles.

El tribunal del jurado estará presidido por la popular juez Mercedes Alaya, que se enfrenta por primera vez a un proceso con la participación de ciudadanos tras haber cumplido un año como juez de la Audiencia de Sevilla y ser expulsada de la instrucción de las macrocausas cuya investigación la hizo tan famosa.

De cara a este estreno en el jurado, Alaya ya se ha encontrado con un contratiempo porque el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha rectificado a la magistrada al anular la principal prueba de cargo que hay contra la ex alcaldesa Ana Hermoso: la grabación de la conversación que hizo el empresario Eusebio Gaviño -condenado en su día por el caso Camas- y en la que supuestamente Ana Hermoso admitía que había recibido el bolso a cambio de su apoyo en la futura moción de censura. La grabación no será escuchada por el jurado, lo que beneficia a la ex regidora, que tendrá que convencerlos de que fue un obsequio de amor.

La Fiscalía de Sevilla y la acusación popular que ejerce el PSOE reclaman una condena de un año de cárcel para la ex alcaldesa de Bormujos por el bolso de Loewe que recibió del empresario Jesús Calvo Soria, testaferro de Francisco Correa y uno de los hombres de la trama Gürtel. El Ministerio Público y el PSOE atribuyen un delito de cohecho a la ex alcaldesa, a la que además de la pena de un año de prisión exigen otros seis años de inhabilitación y una multa de 500 euros, aunque el PSOE eleva a 540 euros la cuantía de la misma.

En su escrito de acusación, la Fiscalía recuerda que, con motivo de la moción de censura que se iba a presentar contra el que fuera alcalde del PSOE Juan Antonio Iglesias Moreno, se celebraron varias reuniones entre los partidarios de dicha moción, incluida la entonces edil del PP Ana Hermoso y el empresario Jesús Calvo Soria. En una de esas reuniones, que se celebró en Madrid a principios de diciembre de 2004, Jesús Calvo Soria entregó a Ana Hermoso un bolso de la marca Loewe -que ha sido tasado en 180 euros-, como "agradecimiento al apoyo comprometido por la acusada a la moción de censura".

La acusación popular del PSOE añade que ese bolso le fue entregado como un "premio o regalo" por apoyar la iniciativa que devolvió la Alcaldía al independiente Baldomero Gaviño.

El día 5 de enero de 2005, en el Pleno del Ayuntamiento de Bormujos se aprobó, con el voto favorable de la acusada, la moción de censura contra el alcalde Juan Antonio Iglesias y su sustitución por Baldomero Gaviño.

Desde el inicio de esta causa, Ana Hermoso ha tratado de desvincular el bolso de la moción de censura, al asegurar que se trató de un "regalo amoroso".

En su declaración como imputada, que tuvo lugar en marzo de 2014, la entonces alcaldesa admitió que mantenía desde el año 2003, antes del cambio de gobierno, una relación con Jesús Calvo Soria, aunque se veían sólo de forma esporádica.

La acusada también negó entonces que mediaran otras dádivas o regalos en su decisión de apoyar a Gaviño, ya que por afinidad ideológica tenía su voto decidido, y añadió que no le consta que otros firmantes de la moción los recibieran.

Su versión de que el bolso fue un regalo de amor fue corroborada por el empresario Jesús Calvo Soria, mientras que el intermediario Eusebio Gaviño, que fue condenado también por cohecho en el caso Camas, aseguró al juez que recibió el bolso como "premio" por votar a favor de la moción de censura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios