19 kilos de lodo por 1.000 litros

  • La CHG niega que la presa de Alcalá sea responsable de la suciedad del río

"Nunca hemos visto al río tan turbio durante seis meses seguidos". El alcalde de la localidad gaditana de Trebujena, Manuel Cárdenas, no sale de su asombro, a la par que expresa su inquietud por el futuro de Pistresa, la piscifactoría de capital semimunicipal que preside. Mientras que la preocupación de los arroceros se centra en el grado de salinidad del río, en el Bajo Guadalquivir asusta la apariencia del agua. Incertidumbre y confusión son las sensaciones en el comercio de Sanlúcar mientras que en Trebujena empiezan a hacer cuentas.

"Tanto barro atasca los conductos de la piscifactoría y no se puede renovar el agua", señaló ayer Cárdenas a este diario. El primer edil recalcó que las aguas no están contaminadas, por lo que la calidad del producto está garantizada. Pistresa ocupa más de 200 hectáreas y produce 350 toneladas de lubina, con una facturación de cinco millones de euros.

Ante la magnitud del problema, la firma encargó a sus técnicos un informe sobre la situación del río. El estudio concluye que el origen del lodo es un "desembalse de la presa de Alcalá del Río a finales de noviembre aprovechando las primeras lluvias". "Hubo un aporte de cinco millones de toneladas de tierra y en la la piscifactoría se han quedado más de 100.000 toneladas", señaló Cárdenas, que señaló que "la única solución que nos queda es limpiar las balsas". "Pero si el río está sucio, no sirve de nada", señaló el alcalde de la localidad, que lamentó la paralización de 20 estanques con tres millones de alevines "listos para entrar en producción. Los últimos datos recogidos por los técnicos de Pistresa constatan la presencia de 2.000 miligramos de lodo en suspensión por metro cúbico, cuando en una situación de normalidad no pasan de 250 miligramos. "Pero se han llegado a registrar 19.000 miligramos", señaló un técnico de Pistresa. Es decir, que hubo 19 kilogramos de lodo por cada 1.000 litros de agua. El consejo de administración de Pistresa acordó presentar una demanda por la suciedad del río, que será interpuesta esta semana según señaló Cárdenas.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, responsable de la presa de Alcalá del Río, se defiende en un informe en el que admite la situación extraordinaria del estuario pero niega la responsabilidad. "Los episodios de fuertes lluvias y arrastres de tierras han venido ocurriendo desde siempre y nunca se ha dado la situación actual", señala el trabajo, que incide en que "durante 2006 ocurrieron más episodios de fuertes lluvias y arrastres y sin embargo no se presentó una situación similar a la actual". "Por ello deben existir otras causas que se sumen a los arrastres de los sólidos para que se haya presentado y mantenido en el tiempo una situación como la que actualmente se da en el estuario", concluye la CHG.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios