Cuatro ocupantes de una caravana podrían ser los causantes del incendio

  • Los imputados eran las únicas personas que se encontraban en el lugar donde se originó el fuego · El alcalde reprocha a la Junta que no tomara precauciones

La Guardia Civil estudia la posible imputación de cuatro personas que veraneaban en una caravana en el incendio forestal declarado el pasado miércoles en el término municipal de San Nicolás del Puerto. Fuentes del instituto armado informaron a Europa Press de que se trata de tres varones y una mujer que, en el momento de los hechos, constituían la única actividad humana en el lugar donde se originó el fuego, por lo que se está estudiando su posible culpabilidad.

Las mismas fuentes señalaron que, una vez se ha tomado declaración a estas cuatro personas, se está a la espera de que los informes realizados al efecto determinen el grado de vinculación de estos cuatro individuos y si el incendio fue motivado por una negligencia.

El fuego se dio por controlado a las 21:30 del miércoles tras calcinar unas 70 hectáreas, según la primera estimación hecha pública por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, aunque la Guardia Civil elevó la superficie calcinada a unas 200 hectáreas. En los trabajos de extinción participaron por parte del Infoca siete técnicos, más cuatro agentes de Medio Ambiente, junto con 39 especialistas de extinción, la Unidad de Meteorología y Transmisiones, y cuatro vehículos autobomba. Por aire intervinieron además dos aviones de carga en tierra, junto con cuatro helicópteros, uno de ellos de gran capacidad.

Por su parte, el alcalde de San Nicolás del Puerto, Francisco Rodríguez Galán (PSOE), aseguró ayer que lleva dos años pidiéndole a la Junta que limpie el monte como medida preventiva contra los incendios. En declaraciones a Europa Press, Rodríguez indicó que "desgraciadamente" este tipo de cosas "suelen pasar", aunque está claro que la Junta debería haber actuado de antemano con la eliminación de los "olmos secos" que hay en la ribera a través de un "programa de limpieza" de la margen del río que "no acaba de arrancar", porque, según apostilló, de esta manera "hubiese ardido" pero no hubiese sido "tan violento". No obstante, el alcalde quiso hacer mención de la rápida gestión de los distintos profesionales que actuaron para acabar con las llamas.

Rodríguez también se reunirá con las víctimas de este incendio la próxima semana para determinar las soluciones que existen para quienes han perdido varias propiedades, totalmente arrasadas por el fuego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios