El parón urbanístico reduce en un 70% el presupuesto local

  • El alcalde debe ejecutar en un mes el expediente de regulación de empleo que afecta a 24 de 88 trabajadores · La oposición ha pedido un Pleno monográfico

El gobierno de Almensilla que dirige Carlos Ufano (PSOE) inició ayer las negociaciones con los trabajadores para llevar a cabo el expediente de regulación de empleo que conllevará el despido de 24 personas con contrato indefinido, el 28% de una plantilla que hasta ahora constaba de 88 empleados. Se pretende hacer frente así a la drástica caída de ingresos del urbanismo ya que, según confirmó ayer el regidor, roza el 70% y frente a los 6,5 millones de presupuesto de 2007, este año apenas se superarán los dos. Ufano precisó que el expediente debe estar resuelto en un mes o no se podrá hacer frente al pago de nóminas. Pedir un crédito para hacerlo no tendría sentido puesto que sólo conllevaría retrasar un paso necesario y endeudar al Consistorio, dijo.

En el documento entregado a los trabajadores, a la Delegación de Empleo y a la oposición, se adjunta un informe que recoge que ya desde 2006 los ingresos del Ayuntamiento fueron de 1,8 millones y los gastos de personal rozaron los 2,9. En 2007, la situación se agravó y frente a unos ingresos de algo más de dos millones, la plantilla acaparó 3,3. Este año, los ingresos estimados son de dos millones y los gastos de 2,3. El recorte afecta también al gobierno: de seis ediles liberados mantendrán sus sueldos dos, y Carlos Ufano volverá a su plaza de profesor.

Pero, al margen de la repercusión que tendrá en el municipio de 5.000 vecinos la pérdida de estos empleos, la crisis tendrá reflejo en los servicios. El expediente afecta a la médico que el Consistorio ha mantenido durante años para suplir la ausencia de guardias del SAS tardes y noches. El regidor avanzó que se suprimirán todos los servicios gratuitos, como los 28 talleres o las escuelas deportivas, por los que los usuarios tendrán que pagar para cubrir su coste real. Sólo se ayudará en casos de necesidad.

El Consistorio también está preocupado por el futuro del taller de 30 discapacitados, con distintas dolencias y edades, así como las escuelas de verano. El expediente, afecta además a personal de jardinería, albañiles, al conserje del colegio, al auxiliar de biblioteca o a varios administrativos, entre otros.

Tanto el PP como IU han culpado a la situación actual a la mala gestión del gobierno socialista. Ayer solicitaron por registro la celebración de un Pleno monográfico sobre la crisis financiera del que el alcalde dijo no tener aún constancia. "Apostamos porque la población fuera partícipe de la época de vacas gordas, ahora son normales hay que preparase para evitar las malas", destacó Ufano frente a las críticas, y aseguró que en las mismas circunstancias actuaría de la misma manera.

Asimismo, se mostró pesimista sobre el futuro y consideró que ni las áreas de oportunidad metropolitana de la Junta ni el Plan de Vivienda podrán auxiliar ya a Almensilla y a los ayuntamientos que se encuentran en una situación similar, porque prestan servicios que no le corresponden sin recibir la financiación del Estado y la Junta para ello, el gran tema pendiente que hay que abordar.

El portavoz de IU, Ignacio Boza, habló sin embargo de "cuatro años de despilfarro", consideró que la plantilla de laborales se "sobredimensionó" antes de las elecciones y recordó que ha solicitado varias veces sin éxito la liquidación del presupuesto de 2007 y que en el último año se ha visto obligado a impugnar varias veces las cuentas que ha presentado el PSOE, así como las ordenanzas fiscales, que se copiaron literalmente de Sevilla. Ahora exige un plan de viabilidad y una auditoría externa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios