Más del 40% de la población del municipio no consta para el SAS

  • El Consistorio prepara una campaña para actualizar el número de cartillas y que el centro de salud tenga un médico y un enfermero más y pediatra todos los días

El que un vecino esté empadronado en un lugar diferente al que reside tiene múltiples consecuencias. A efectos de financiación local, por ejemplo, su Ayuntamiento recibe menos dinero del que le corresponde y, puede que, si así lo estipulan las ordenanzas fiscales de su municipio, no pueda beneficiarse de precios y exenciones, más ventajosas para la población que se ha empadronado. Pero uno de los efectos más graves de ese desfase entre la población de hecho y la de derecho tiene que ver con las prestaciones sanitarias. Es lo que ocurre en Almensilla, donde el SAS tiene reconocidas 3.500 cartillas sanitarias, que suponen sólo el 59% de los 5.900 habitantes que, según el Consistorio, están empadronados en el municipio. Este desfase hace que Almensilla tenga un médico y un enfermero menos de lo que le correspondería por población.

Los datos son todavía más preocupantes en lo que afecta a menores de 14 años, la población cuya atención corresponde a un pediatra. El SAS sólo tiene reconocidas unas 600 cartillas en Almensilla para esta franja de edad, lo que hace que este especialista sólo esté presente unos pocos días en el municipio, cuando, según los datos que maneja el Consistorio por los colegios y la guardería, deberían ser unas 1.100 cartillas, lo que implicaría la presencia del pediatra cinco días de la semana.

El equilibrar estos datos y lograr que la Junta adecue las prestaciones del centro de salud a las necesidades reales de la población se ha convertido en uno de los principales objetivos del alcalde, José Carlos López (IU), quien ya ha mantenido varios encuentros con responsables de la Delegación Provincial de Salud y de la zona sanitaria que le corresponde, para plantearlas. Aunque el mensaje que le han transmitido es que la falta de financiación hará difícil cualquier mejora, el edil defiende que se trata de servicios absolutamente mínimos y confía en poder sacarlos adelante. López tiene previsto además un encuentro con la consejera, María Jesús Montero. Para solventar el problema, el Ayuntamiento de Almensilla quiere iniciar a principios de año una campaña, en la que ya está trabajando, para alentar que los vecinos se empadronen y se den de alta en el municipio a efectos sanitarios. La idea es remitir a todos los hogares el documento que hace falta rellenar para cambiar de médico y centro de salud, junto a un número de teléfono para avisar, de forma que personal del Ayuntamiento pueda recogerlo y entregarlo, facilitando toda la tramitación sin necesidad de desplazamientos.

"Es la pescadilla que se muerde la cola", afirma el alcalde, para explicar que muchos vecinos se resisten a empadronarse precisamente por las carencias del centro de salud, sobre todo en pediatría, mientras que éstas son escasas porque el SAS tiene unos datos de población inferiores a los reales. El regidor de IU también ha exigido a la Junta que solvente problemas como el que se da con las citas por internet que, en lo que afecta a pediatría, no pueden pedirse porque en la web salen los datos de La Puebla del Río. En cuanto al centro de referencia cuando el ambulatorio local permanece cerrado, es Coria del Río, teóricamente más cerca que Mairena del Aljarafe, pero con el que no hay buenas conexiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios