A prisión tras asaltar con un arma blanca varios supermercados de Écija

  • Aprovechaba el momento de apertura del establecimiento para amenazar con un objeto punzante de grandes dimensiones a los empleados y hacerse con el botín

La autoridad judicial ha ordenado el inmediato ingreso en prisión provisional de un joven de 26 años de edad detenido por la Policía Nacional en Écija por presuntamente haber asaltado con un arma blanca varios supermercados de la localidad astigitana.

Según ha precisado este miércoles la Policía en una nota, el detenido -que cuenta con antecedentes previos- aprovechaba el momento de apertura de los establecimientos comerciales para amenazar con un objeto punzante a los empleados hasta hacerse con el botín. Además, según la Policía, para conseguir sus objetivos, el ahora arrestado solía merodear por los supermercados, estudiando las medidas de seguridad y el funcionamiento de las cajas registradoras.

La investigación que ha desembocado en su detención, desarrollada por la Comisaría astigitana, se inició tras la comisión, el pasado 1 de febrero, de un robo en un supermercado de Écija durante el que el asaltante supuestamente amenazó a una empleada con un objeto punzante "de grandes dimensiones", con la finalidad de "amedrentarla y poder hacerse con el botín". El joven "conocía perfectamente el funcionamiento de la caja registradora que guardaba el dinero en efectivo", de modo que "sabía que debía de accionar una letra del teclado para que ésta se abriera y extraer la bandeja que albergaba el dinero", de tal modo que, si hubiera accionado cualquier otra, la caja se hubiera bloqueado, según relata la Policía.

Estos datos, junto con las primeras comprobaciones llevadas a cabo por los agentes y el modus operandi utilizado, permitieron identificar a esta persona como autora de otro robo cometido en el mes de enero en la misma localidad.

Ambos robos, según abunda la Policía, presentaban aspectos coincidentes, empezando por las características físicas del autor, así como las prendas de ropa utilizadas en las dos sustracciones, y los mismos parámetros de actuación, que pasaban por que, en días previos a los robos, merodeaba por el supermercado observando las medidas de seguridad, lo que llamó la atención a los trabajadores.

Además, el detenido aprovechaba "siempre la hora de apertura" de dichos establecimientos, cuyas zonas adyacentes conocía "perfectamente", pudiendo huir "por callejones para evitar ser detenido".

Las diligencias posteriores permitieron confirmar que los dos robos habían sido cometidos por la misma persona, que pudo ser identificado, tras lo que se puso en marcha un dispositivo para su localización y detención.

De esta forma, se intensificó la vigilancia en las zonas que solía frecuentar y fue finalmente arrestado tras verse involucrado en una pelea con otros individuos. Tras su paso a disposición judicial, se ha ordenado su ingreso en prisión provisional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios