El juez prohíbe a la pareja rumana que abandonó a su hija acercarse a ella

  • La Junta contactará con las autoridades rumanas para buscar a la familia extensa de la niña, que sigue hospitalizada

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Estepa ha prohibido a la pareja rumana detenida por abandonar a su hija recién nacida en el hospital por el mero hecho de ser una niña que se acerque a la menor. Fuentes judiciales explicaron a Europa Press que el magistrado, que puso en libertad con cargos a los acusados, ha dictado esta medida de manera cautelar y ha ordenado a I.B. y C.B., de origen rumano, a comparecer todas las semanas en el juzgado.

La menor, que nació en el hospital de la Merced de Osuna en la noche del pasado 17 de febrero, ha sido tutelada de inmediato por la Junta de Andalucía. Precisamente la consejera para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, Micaela Navarro, anunció ayer que la Administración andaluza se pondrá en contacto con las autoridades rumanas con el fin de localizar a la familia extensa del bebé. Navarro indicó que, al existir un convenio con Rumanía sobre la protección de menores, la Junta tiene la obligación de comunicar los hechos. No obstante, de no encontrarse a la familia extensa o si ésta no quiere hacerse cargo del bebé, "ya se adoptarían otras medidas como el acogimiento familiar". La titular del ramo señaló que el bebé se encuentra bien de salud y que, cuando sea dado de alta del centro hospitalario en el que permanece, pasará al sistema de protección de menores.

Los hechos tuvieron lugar cuando el Juzgado de Guardia de Osuna recibió una denuncia porque alguien había abandonado a una recién nacida en el hospital. El personal sanitario manifestó a los agentes que los padres intentaron convencer al personal hospitalario para conseguir dinero a cambio de la neonata porque no les gustaba su sexo. A los pocos días, fueron detenidos en un asentamiento en La Roda de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios