La propuesta de gobierno de PSOE, PP y PA se aprueba con sólo 3 votos en contra

  • El PP advierte que el apoyo al PSOE “no es un cheque en blanco”. El nuevo alcalde promete gobernar para todos. IU y uno de los ediles independientes se abstienen en la moción de censura

La portavoz del grupo socialista en Estepa, Asunción Llamas, ha recordado hoy al intervenir en el Pleno en el que se ha debatido la moción de censura presentada el 21 de julio, que en las últimas elecciones locales se vivió un momento histórico: desde 1979 no concurrían tantos partidos a unos comicios municipales y eso dispersó el voto. Pero tan histórico como ello es la etapa que se abre ahora en el Consistorio, no sólo porque haya prosperado esa moción de censura, sino porque gobernará un tripartito de formaciones en apariencia antagónicas: el PSOE –el más votado, con seis ediles, que ostentará la Alcaldía con Antonio Jesús Muñoz Quirós–,el PP y el PA.

Con sus doce votos han puesto fin al gobierno de Salvador Martín, un ex militante andalucista líder de Independientes por Estepa (IxE), que quedó como segunda fuerza en los comicios. Sin acuerdo de gobierno firmado, fue investido en 2015 con los votos del PP y el PA, que habían gobernado juntos el anterior mandato y que seguían empeñados entonces en cerrar el paso al PSOE.

En la votación de hoy, la edil de IU, Patricia Fernández, se ha abstenido, pero ha coincidido con los firmantes de la moción en que el alcalde “nunca ha tenido voluntad de diálogo” y en su estrategia de “hacerse la víctima y responsabilizar a la oposición” del colapso.

La sorpresa ha sido que también se haya abstenido uno de los cuatro ediles de IxE, Domingo Anillo, ex delegado de Hacienda, el único no liberado. El alcalde y las otras dos concejales de IxE han votoado en contra.

Tras prometer el cargo y recibir la vara de mando del propio Salvador Martín, Muñoz Quirós ha puesto el acento de que será “el alcalde de todos los estepeños”, con máxima transparencia y austeridad y se ha marcado como retos la lucha contra los desequilibrios y la apuesta por el desarrollo y el empleo.

El salón de plenos y los dos pisos de balconadas que se alzan sobre el mismo han estado abarrotados de público. Entre ellos, policías locales fuera de servicio con camisetas reivindicativas: “Pago de deuda ya”, se podía leer en ellas, en referencia a uno de los asuntos enquistados a IxE. Ante la ausencia de agentes para cubrir unas fiestas por ese conflicto, se ha contratado seguridad privada y la Subdelegación del Gobierno ha impuesto 20.000 euros de multa al Consistorio por usurpación de funciones, que “pagarán todos los estepeños”, le han reprochado.

Pero no ha sido una moción de censura tan tensa como otras. Tal vez porque se daba por hecho que IxE no se sostendría a largo plazo, no ha habido más que un par de gritos desde el público cuando se ha intercambiado la vara de mando: “A ver si es tan buen alcalde como tú lo has sido” y un “¡fuera!”, en respuesta, entre la petición generalizada de silencio.

En su intervención todavía como alcalde, Salvador Martín, ha censurado los “vaivenes” de PP y PA que "han actuado como partido único" desde 2011. Ha defendido que IxE es una “alternativa política real” al resto de fuerzas “acostumbradas al reparto de sillones”. En respuesta a la falta de diálogo, la portavoz de IxE, María José Amador, ha asegurado que la pretensión de PP y PA cuando estuvieron en el gobierno era “manejar” e “imponer decisiones como si el alcalde fuera una marioneta” y ha vaticinado que pagarán de nuevo en las urnas la decisión.

La justificación de que PSOE y PP se entiendan –el PP ostentará la primera tenencia de Alcaldía, el PA la segunda– ha centrado buena parte de las intervenciones de esos grupos, que han insistido en que dejan siglas al lado por el bien de Estepa, cuando empieza a haber retrasos de nóminas y se pierden fondos.

La portavoz del PP, María Remedios Olmedo, ha pedido confianza: la decisión “no es fácil”, “lo hacemos por Estepa” y el acuerdo con el PSOE “no es un cheque en blanco”. Ha dicho que el equipo socialista no tiene que ver con el anterior. Ha defendido la “fuerza ante las instituciones” del nuevo gobierno y que la petición de que había que hacer algo era un “clamor”. Muñoz Quirós ha resaltado que en su responsabilidad como concejales está garantizar la gobernabilidad y que el acuerdo se ha cerrado a base de “talante, altas dosis de humildad y serenidad de espíritu”.

Miguel García Baena, ex alcalde y portavoz del PA, ha acusado a Salvador Martín de querer sólo lo bueno de la Alcaldía, cuando ésta “se coge con las procesiones y las deudas, con los parabienes y los problemas de tus vecinos”, y ha citado una larga lista de errores: comprar un coche para la Alcaldía cuando había prometido austeridad, el intento de subida de impuestos, la tensión en los plenos... “La gente sensata, que es mayoritaria en Estepa, entiende este cambio, no podemos perder dos años”.

La edil de IU Patricia Fernández, pese a coincidir en el diagnóstico, ha hecho corresponsables al PP y PA, por haber dado la Alcaldía a IxE , y al PSOE, por no haber tomado la iniciativa antes, “parecía que querían gobernar con la boca pequeña”.

Al Pleno han asistido, entre otros, el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, quien ha recordado que “Estepa ha sido siempre punta de lanza en la Sierra Sur y tiene que salir del ensimismamiento en el que está sumida”. El aislamento y la necesidad de que Estepa recupere su liderazco comarcal salieron varias veces a colación en debate, que han presenciado también el diputado socialista Antonio Pradas; la alcaldesa de Osuna, Rosario Andújar; y por el PP, se ha visto a Alberto Sanromán, concejal de Carmona y diputado provincial, entre otros. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios