Los trabajadores de Calderinox se movilizan para exigir una solución

  • La plantilla de la factoría se manifestó ayer por la capital · Deberá esperar como mínimo otros dos meses más para empezar a cobrar la prestación por desempleo

Los trabajadores de Calderinox, empresa especializada en la fabricación de componentes aeronáuticos y en el sector de la calderería industrial, se manifestaron ayer por las calles de Sevilla para exigir una pronta solución al problema que atraviesan, ya que la compañía, ubicada en Salteras, se ha quedado sin carga de trabajo y sus dirigentes llevan meses sin pagar salarios.

Esta semana, el comité de empresa de Calderinox ha logrado ciertos avances, pero los trabajadores tendrán que esperar, como mínimo, otros dos meses más para empezar a percibir ingresos. Según el presidente del comité, Francisco Navarro, el pasado lunes fueron nombrados dos administradores judiciales que han solicitado ya el expediente de regulación temporal de empleo, a fin de que los trabajadores -que no llevan dinero a casa desde septiembre- puedan empezar a cobrar las prestaciones por desempleo hasta que Calderinox vuelva a remontar o sea liquidada si finalmente no tiene futuro. Pero ahora comienza un periodo de trámites, de tal forma que, como muy pronto, la plantilla empezaría a percibir ingresos a mediados del mes de marzo.

Conscientes de ello, los empleados de la factoría también han solicitado a la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía que agilice el cobro de las prestaciones. La manifestación de ayer culminó, de hecho, frente a las puertas de Empleo, y los trabajadores intentaron ser recibidos por el director general, Javier Guerrero, pero no lo consiguieron. "Se han negado a recibirnos", destacó a este diario Juan Antonio Caravaca, secretario general de CCOO del Metal, quien quiso aclarar, no obstante, que no tenían una cita concertada. "Hemos solicitado formalmente una reunión urgente tanto con Empleo como con la Consejería de Innovación para encontrar un socio industrial", según Caravaca.

La plantilla ha pedido asimismo a la Federación de Empresarios del Metal (Fedeme) que busque posibles inversores, "y en caso de que no haya futuro en Calderinox, pues que intente recolocar a los trabajadores". "Este tipo de situaciones no interesa a nadie porque se transmite una imagen distorsionada de la patronal sevillana", destaca Navarro.

Calderinox, pionera en su sector en España, fue adquirida en marzo de 2004 por el grupo vasco Cnosa, momento a partir del cual empezó a tener problemas, según los trabajadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios