Los trabajadores del centro de salud reclaman un vigilante

  • El sindicato CSI-F pide al Distrito Sevilla la recolocación de un agente y la instalación de un sistema de megafonía

Los trabajadores del centro de Salud de Lebrija están cansados de los conflictos a los que a menudo tienen que enfrentarse en su puesto de trabajo. Así lo denunciaron ayer a través del sindicato CSI-F, cuyo portavoz de la sección de Sanidad, Fernando Castelló, explicó que "las agresiones verbales, como los insultos o las amenazas, por parte de algunos usuarios, son habituales". Es por ello que este sindicato reclamará al Distrito sanitario Sevilla que el SAS vuelva a colocar a un agente de seguridad en el ambulatorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios