En lo que va de año ya han ardido el doble de hectáreas que en 2008

  • El balance en España, tanto en número de muertos como en superficie quemada, es el más alto de los últimos tres años · En 2009 ya se han producido 24 grandes incendios

Los incendios forestales se están convirtiendo, una vez más, en el temido compañero de las vacaciones veraniegas. Después de dos años en los que la cifra de incendios comenzaba a dar una tregua, de nuevo se ha roto la tendencia descendente. Es tal la cantidad de fuegos producidos estos meses que 2009 va camino de convertirse en un año que será recordado como el más duro del último decenio.

En lo que va de año ya ha ardido en España el doble de superficie que en todo 2008. Unas 75.000 hectáreas han sido pasto de las llamas en los siete primeros meses del año, una cifra muy superior a las 34.876 hectáreas que ardieron el pasado año, según datos proporcionados por el Ministerio de Medio Ambiente. Este dato queda ya muy lejos de las hectáreas quemadas en 2007, 14.392 -el más bajo de los últimos diez años- y se acerca preocupantemente a las 95.320 hectáreas arrasadas en 2005, uno de los años más negros en el panorama de los incendios forestales.

Una de las consecuencias del alto número de hectáreas quemadas en 2009 se encuentra en un aumento del número de siniestros producidos. Así, entre enero y julio la cifra de fuegos se sitúa en 9.915, un número que ronda la media del último decenio, 10.299, cuando quedan todavía cinco meses para que acabe el año.

Pero también adquiere una gran importancia el considerable aumento de los grandes incendios -que afectan a superficies superiores a 500 hectáreas-. En 2009 ya se han producido 24 grandes incendios, cifra que mantiene una enorme diferencia con los dos del año pasado y con los seis registrados como media de los últimos diez años. Entre los incendios más graves producidos este año se encuentran el de Agramunt (Lérida), con unas 5.100 hectáreas quemadas, el de Sierra Cabrera en Turre (Almería), con 5.000, y el de Ávila con más de 4.000 hectáreas arrasadas por las llamas. Los tres ocurrieron durante el mes de julio. La organización ecologista WWF recuerda que en menos del 0,2% de los siniestros producidos (unos 15 al año) se quema el 34% de la superficie total. Según esta ONG el alto número de hectáreas calcinadas este año ratifica las carencias de las políticas españolas para hacer que el bosque sea menos vulnerable.

La cifra también es preocupante en cuanto al número de fallecidos se refiere. En 2009 ya son 11 las víctimas mortales por los incendios, de las que 8 pertenecían al cuerpo de bomberos y 3 eran civiles. Es la cifra más alta desde 2005, cuando estos siniestros costaron la vida a 23 personas. Desde ese año, 6 personas fallecieron en 2006, una mujer en 2007 y dos hombres en 2008.

El mes de julio ha sido especialmente duro para los miembros de los equipos de extinción de incendios. Ante la gravedad de la situación, el 23 de julio cuatro ministerios -Presidencia, Interior, Defensa y Medio Ambiente- desplegaron todos sus efectivos para ayudar a las comunidades afectadas. En esa fecha el fuego afectaba a ocho comunidades autónomas y Protección Civil había elevado el nivel de alerta por riesgo de incendios en toda España.

En la zona noroeste del país -que incluye a las comunidades autónomas de Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco junto a las provincias de León y Zamora- se han producido un 54% del total de los siniestros. En cuanto a superficie arbolada quemada por los incendios forestales, un 71% correspondió a las comunidades interiores -provincias de las autonomías no costeras excepto León y Zamora-, mientras que la zona donde más superficie forestal ardió corresponde también a la parte noroeste, con un 40%. Según la organización WWF, las comunidades de Castilla-La Mancha, Castilla y León y Galicia encabezan la lista de las autonomías más vulnerables ante los incendios forestales.

En cuanto a las consecuencias económicas de estos desastres, WWF señala que se pierden 5.500 euros de media por hectárea quemada, lo que supone un balance total de 16.737 millones de euros en pérdidas desde el año 1991 hasta 2008.

El Ministerio del Interior informó de que 51 personas ya han sido detenidas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado acusados de provocar algunos de los incendios ocurridos en los últimos meses.

11

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios