Una vecina del Aljarafe se encadenará a un árbol para evitar la tala de su jardín

  • El Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache señala que el conflicto deviene de la "infracción urbanística" cometida por la mujer.

Una vecina de la barriada del Monumento a los Sagrados Corazones o Virgen de Loreto, en la localidad sevillana de San Juan de Aznalfarache, amenazó hoy con encadenarse a un árbol de las inmediaciones de su casa para evitar que el Ayuntamiento del municipio tale los árboles que su familia sembró en una obra que el Consistorio hispalense califica de "infracción urbanística".

En declaraciones a Europa Press TV, la vecina afectada, María Teresa Acosta, manifestó que está dispuesta a desmontar la estructura metálica que utiliza para aparcar su vehículo en la trasera de la vivienda y "legalizar el terreno", aunque afirmó que no quitará "los árboles sembrados" porque "tienen una carga sentimental".

El anterior propietario de la vivienda y padre de la afectada, Manuel Acosta Rodríguez, explicó que mantiene un litigio desde 2001 con el Consistorio para evitar que corten la buganvilla y los árboles que hay en la trasera de su vivienda, espacio que "da al barranco" y, por tanto, "no se considera una calle".

"Estos árboles fueron sembrados para que los niños no corrieran peligro al jugar en esta zona", ya que la parte trasera de la vivienda "da a un barranco", afirmó el anterior propietario de la vivienda, quien, además, culpó a los vecinos de la intervención del Consistorio.

No obstante, añadió que el Ayuntamiento se está saltando la ley "a la torera", ya que "en el último escrito dieron un mes de plazo hasta el 28 de abril y se han adelantado tomándose la justicia por su mano, sin esperar a que se pronuncie el juez".

"Lo quieren quitar porque dicen que es una obra ilegal, un patio, pero no es así", aseguró Acosta Rodríguez, quien advirtió que tiene "las cadenas preparadas" para atarse a los árboles si los operarios municipales irrumpen en la zona con excavadoras como han anunciado.

Infracción urbanística
Por su parte, en un comunicado, el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache señala que el conflicto deviene de la infracción urbanística cometida por esta vecina al instalar una estructura metálica para aparcar su vehículo en suelo público y sin autorización alguna, asegurando que los planes del Consistorio sólo implican el desmantelamiento de esta techumbre.

Asimismo, el Ayuntamiento aseveró que la instalación de esta estructura metálica es plenamente "ilegal" y ocupa tanto parte del acerado como los aledaños de la cornisa del cerro del monumento a los Sagrados Corazones. Además, advirtió de que los propietarios de la vivienda dispusieron de un plazo de diez días para solicitar una licencia de obras que permitiera retirar la estructura construida en la vía pública pero, al no recibirse petición alguna, la Policía Local informó a estos vecinos que el propio Ayuntamiento acometería el desmantelamiento de la estructura.

En cuanto a la vegetación arraigada en la zona construida, aseguró el Consistorio que sólo existen unos arbustos que dan "sombra" al vehículo de la familia gracias a esta estructura metálica. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios