Los vecinos de Montequinto cazan más de 30 arañas en una semana

  • La Junta niega que haya una plaga y dice que sólo ha habido "mordeduras accidentales o defensivas con algunas lesiones cutáneas".

Comentarios 30

Los vecinos de Montequinto han cazado más de 30 ejemplares de la araña parda reclusa en la última semana. Desde que hiciera pública la existencia de una plaga de este arácnido en el barrio, la plataforma por la mejora de Montequinto ha recibido más de una treintena de ejemplares. Estas arañas han sido capturadas por varios vecinos en sus casas y entregadas a la plataforma para su análisis.

La asociación vecinal ya envió a la Facultad de Biología de la Universidad de Sevilla varios ejemplares. Los análisis confirmaron que se trata de la parda reclusa, también llamada violinista, que es una especie muy peligrosa para el ser humano. La picadura de esta araña genera necrosis en la piel y puede afectar al riego sanguíneo, así como destruir órganos y tejidos. Varios de los afectados han tenido que ser operados y sometidos a injertos de piel.

La plataforma ya tuvo conocimiento de la presencia de esta araña en el barrio hace dos años, cuando una niña sufrió una picadura en la plaza de Parma. La asociación alerta de que se han dado más casos después y de que está comenzando la época de reproducción. La puesta de huevos es entre mayo y septiembre y la araña es hermafrodita, lo que la hace reproducirse con facilidad. Entre las muestras capturadas por los vecinos también hay huevos. La araña anida en rincones de armarios y en zonas húmedas como los respiraderos de los cuartos de baño. Suele estar en el interior porque es fotofóbica.

Por su parte, la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez, negó ayer que exista una "plaga" de la araña parda reclusa en Andalucía y aseguró que sólo se han constatado algunas picaduras aisladas.

Sánchez recordó que su departamento fue advertido de varias picaduras de esos insectos hace semanas en Dos Hermanas, tras lo cual recomendó al Ayuntamiento que desinfectara una plaza del municipio, acción que realizó el pasado 5 de mayo. Según sus datos, los casos detectados han sido "mordeduras accidentales o defensivas" de la araña parda, que sólo han causado "algunas lesiones cutáneas", pero matizó que no puede hablarse de una plaga ni es necesario adoptar medidas especiales, salvo el mantenimiento de las medidas habituales de higiene.

Varias personas han sufrido picaduras fuera de Montequinto y Dos Hermanas. Una niña también ha resultado afectada en Alcalá de Guadaíra y está previsto que se desinsecte un colegio, si bien no está confirmado que esta picadura haya sido de esta especie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios