Más de una veintena de casas anegadas a causa de la lluvia

  • El desvío del Calzas Anchas, el cauce que ha motivado las históricas riadas, funcionó bien

Los 47 litros por metro cuadrado que cayeron la madrugada del jueves al viernes en Utrera, sobre todo entre las 1:30 y las 2:30, ocasionaron numerosos problemas y la inundación de varias viviendas. Una de las zonas más afectadas, fue la barriada de Coca de la Piñera, donde el agua llegó a alcanzar los 50 centímetros en una veintena de inmuebles, y en la barriada de La Gordilla. El agua también provocó problemas en las calles Egipto y Sinaí, en el Paseo de Consolación, en la avenida de Los Palacios, el Camino de Parpagón, en las calles Boscán y Virgen de Fátima y, especialmente en La Fontanilla, en las calles Ebro y Guadaíra.

Además de estas incidencias, tres personas tuvieron que ser evacuadas del Cortijo Castellano, como consecuencia de las fuertes precipitaciones. La lluvia también provocó la caída de un árbol en la plaza Ximénez Sandoval y problemas en sótanos y cocheras en distintos puntos del municipio.

El alcalde, Francisco Jiménez, y la delegada de Seguridad Ciudadana, Consuelo Navarro, se desplazaron hasta Coca de la Piñera para comprobar el alcance de los problemas. Visitaron diversos domicilios y comprobaron que la zona del desvío del Calzas Anchas estaba funcionando bien y que los problemas se habían generado "por la gran cantidad de agua caída en el tan breve plazo de tiempo", según informó el gobierno local en un comunicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios