María del Carmen González. Médico

Médico: "Con las 65 horas las mujeres no podríamos ejercer"

María del Carmen González tiene tres hijos y es médico de familia en un centro de salud de Málaga capital. Trabaja 35 horas semanales, pero por sus horarios sólo puede llevar a los niños al colegio una vez a la semana: el único día que trabaja de tarde. Jamás puede recogerlos. Para poder trabajar, tira de guardería y empleada de hogar. Por eso tacha de “retroceso social terrible” que se plantee la ampliación de la jornada laboral hasta las 65 horas. Ahora que casi el 70% de los estudiantes de Medicina son mujeres, cree que el cambio la convertiría en una profesión “inviable” para este colectivo. “Además, si estamos todo el día trabajando o durmiendo, ¿Cuándo nos formaríamos?”, reflexiona. Ella sabe por sus años de residencia (MIR) lo que es trabajar 65 horas a la semana: “Estás siempre cansado y un médico no puede trabajar con cansancio continuo”. Confía en que la propuesta nunca se aplicará, pero ya dice a sus compañeros, un poco en broma, un poco en serio, que si se aprueba, deja la profesión. Por su parte, Dolores Torres trabaja 35 horas a la semana como enfermera en un centro de salud de Alhaurín el Grande; tres días por la mañana y dos por la tarde. Además tiene que hacer tres guardias de 12 horas al mes cada una. Su ex marido le ayuda con los dos hijos. Sólo así puede conciliar la vida laboral y familiar. “Si pusieran la jornada de 65 horas tendría que dejar de trabajar porque me obligaría a meter a una persona que cuidara los niños y se llevaría mi sueldo”. También lo califica de “retroceso a pasos agigantados” y le parece “increíble” el hecho de que se someta a debate en la Europa actual.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios