MEDIO AMBIENTE

Pantallas contra el fuego

  • Egmasa desarrolla un sistema de lonas que ayuda a extinguir los incendios. El Infoca lo pondrá en marcha en la provincia de Málaga este mismo verano

Comentarios 1

Cuando se produce un incendio, del tipo que sea, las llamas suelen avanzar por muchas causas. Una de las más letales se llama radiación calorífica, una forma de transmisión del calor, a través de ondas electromagnéticas, que no necesita ningún medio, ni sólido ni fluido, para propagarse. Al desplazarse, este tipo de energía es capaz de hacer entrar en combustión, por ejemplo, una rama alejada del fuego, y eso hace aún más impredecible la evolución de un incendio. El Plan Infoca, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente, va a poner en marcha este mismo año un sistema que permitirá reducir o eliminar este fenómeno, y ayudará a cortar, literalmente, el paso de los materiales en combustión.

La idea es aparentemente sencilla. Se trata de diseñar una pantalla impermeable a los gases calientes que se transmiten por convección, es decir, a través de la propia materia (como el agua al hervirse, por ejemplo) y reflectantes respecto a la radiación calorífica. “Al igual que la luz se refleja en un espejo, esta lámina actúa de forma similar con este tipo de ondas: provoca que éstas reboten en la pantalla, impidiendo su paso hacia la zona que hay que proteger”, señalan los directores del proyecto, el responsable de I+D+i de la Empresa de Gestión Medioambiental de la Junta de Andalucía (Egmasa), Sergio Alcalá, y el director del Centro Operativo Provincial del Infoca en Málaga, Valentín Ortiz. Respecto a la barrera física, el sistema funciona de forma parecida a una chimenea. “El aire caliente, el humo y las llamas suben, creando un vacío que es rellenado con aire de los alrededores. Mientras, el aire frío, en el sentido de que está a menor temperatura que el que está en contacto con la llama, es succionado hacia la zona en combustión a través de las rendijas que quedan entre el borde inferior de la pantalla y el suelo mineral, y también por encima de la lona”. Los diseñadores del modelo aseguran que este cortafuegos no es la solución para los incendios forestales, sino sólo una herramienta más. Al estar acotado el terreno, es más sencillo el uso de medios como las descargas de agua desde el aire o los tendidos de manguera desde vehículos contra incendio. El trabajo se suaviza no sólo por esto, sino porque en muchas ocasiones la pantalla puede provocar la extinción automática del fuego en la zona protegida o, en todo caso, la reducción de la intensidad de la llama.

La aplicación de este método nace de un proyecto I+D+i denominado Desarrollo tecnológico y aplicación de un sistema de pantallas de control de incendios forestales, impulsado por Egmasa. ¿En qué consiste exactamente? En primer lugar, el material no puede ser cualquiera. Se han seleccionado dos. Por un lado, las láminas de aluminio favorecen la disipación y reflexión del calor, pero su punto de combustión es relativamente bajo, de unos 660 grados. Por otro, los tejidos de fibras minerales artificiales, que pueden ser de fibra de vidrio o de sílice, pueden soportar temperaturas de hasta 1.400 grados y aportan la resistencia mecánica y la robustez de la que carece el aluminio, al incorporar láminas de este material. Las nuevas lonas son, además, ligeras y fáciles de transportar, lo cual facilita su instalación en zonas rocosas o con abundante vegetación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios