EL NUEVO IPHONE

La conquista de la cibercultura

  • El móvil iPhone de Apple ha tenido una gran acogida entre los usuarios de las nuevas tecnologías. El terminal puede abanderar una nueva revolución digital

Desde la playa, en la hamaca, se puede leer el periódico y escuchar música; además, se puede visualizar una página web, revisar el e-mail o consultar el GPS, todo ello en un mismo dispositivo con pantalla de 3,5 pulgadas y con una capacidad de almacenamiento de 16 gigas, que incluso, permite hablar por teléfono. Este es el nuevo iPhone de Apple. Un chirimbolo que en sólo una semana de vida ha superado el millón de unidades vendidas en todo el mundo.

Sus modernas prestaciones, entre las que se incluye un interfaz único que permite visualizar páginas web tal y como las vemos en una pantalla de ordenador y su avanzada estética, con un rango de color más cálido sobre una pantalla táctil, hacen de este móvil una auténtica joya para cualquier fanático de las nuevas tecnologías.

También en Andalucía, a pesar de la crisis del ‘bolsillo roto’ y del periodo estival, se ha notado el fenómeno iphonero. Cientos de personas se agolpaban a las puertas de las tiendas de telefónica movistar para conseguir el preciado tesoro. Tan sólo unos cuantos pudieron disfrutar del móvil ya que la compañía de teléfonos puso a la venta una escasa veintena de ejemplares por provincia. El resto, tuvo que resignarse a formar parte de una larga lista de espera.

Valentin Ayuso, un joven de Bormujos (Sevilla) se compró su terminal como autoregalo por su cumpleaños. El comerciante le dijo que “estaba comprando lo último en tecnología móvil pero que el móvil no tenía radio y que no se podían mandar archivos por bluetooth”. Pero él ya tenía bien estudiadas las características del aparato. Sólo quería llegar a su casa para abrir la caja y tenerlo entre sus manos. Desde los 14 años, este joven sevillano se dedica activamente a las nuevas tecnologías. Estudia Desarrollo de Aplicaciones Informáticas y tiene su propia página en internet (http://www.lalala.es) con la que prevé desarrollar su idea empresarial relacionada con el diseño web. Valentín forma parte de la tribu geek en España: jóvenes frikis con gran fascinación por la tecnología y la informática. Todo un estilo de vida rodeado de términos como UMTS, GSM, GPRS... El i-Phone de Apple no podía faltar en su extenso repertorio de aparatos de última generación. Aunque Valentín explica que es “un usuario activo de apple y que necesita este nuevo terminal para agilizar tareas” reconoce que mucho de capricho sí que hay en la compra del terminal cuyo contrato le obliga a pagar 40 euros mensualmente.  El joven sevillano asegura que “la gran diferencia la marcan el diseño y la pantalla multitáctil” y que “la fluidez con la que se mueve el interfaz es asombrosa”.

Otros usuarios del i-Phone no resistieron la tentación de poder comprarlo antes en EEUU. Marco Antonio Álvarez, informático, compró su nuevo móvil hace seis meses por internet. “No me lo pensé dos veces, cuando lo ví sabía que era para mí”, asegura este sevillano de 23 años que llegó a pagar 400 euros por la joyita, aunque ahora se alegra porque no esta atado a “ningún contrato que sostener con ninguna empresa”.

Según explica Antonio Manfredi, periodista especializado en nuevas  tecnologías, la necesidad de tener el i-Phone, como ocurre en los casos de Marco y Valentín, se convierte en algo subjetivo y emocional. Manfredi sostiene que “en este mundo capitalista la sociedad se guía por criterios de distinción, de ahí que algunos compradorres del i-Phone hayan esperado 17 horas para enseñarlo a sus amigos”. Para el periodista, el nuevo i-Phone no aporta ningun avance desconocido hasta el momento más que la de feforzar las ventajas que otros dispositivos ya tenían. Sin embargo apunta que “esta nueva generación de móviles podría configurar el inicio de una nueva era de la comunicación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios