Marbella

Del infinito al cero en gasto corriente

Un ejemplo de gasto recortable es el de representación y protocolo, excusa para el despilfarro en muchas ocasiones. En Marbella, los de representación eran de 404.700 euros cada año con Marisol Yagüe como alcaldesa y ahora son de 36.000. Es decir, antes se gastaba en un mes lo que ahora se hace en un año. La alcaldesa disponía, además, para su protocolo, de 273.000 euros y Isabel García Marcos de 65.000. El nuevo consistorio ha suprimido 300 de las 625 líneas de móviles que estaban contratadas, se han anulado todas las tarjetas de crédito de altos cargos y se controla todo. Hasta la gasolina cada vez que se reposta. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios