girona-real betis · la previa

Acelerón por Europa

  • El Betis busca la quinta victoria consecutiva ante un Girona que también sueña con jugar competición continental

  • Setién, con las dudas de Javi García y Guardado para el once inicial

Quique Setién, junto a Rubén Castro, Javi García y Barragán, en el entrenamiento. Quique Setién, junto a Rubén Castro, Javi García y Barragán, en el entrenamiento.

Quique Setién, junto a Rubén Castro, Javi García y Barragán, en el entrenamiento. / juan carlos muñoz

Abre el Betis la trigésima segunda jornada del campeonato, la que marca el inicio del sprint final con tres partidos en apenas nueve días para los verdiblancos, con la visita a Montilivi para jugar ante ese sorprendente, o quizá ya no tanto, Girona de Pablo Machín que también quiere continuar con el sueño europeo. Los de Setién, con una inercia ganadora en el momento decisivo de la temporada, buscarán la quinta victoria consecutiva, con la que mantendrían la quinta plaza y con la que prácticamente se quedarían a un paso de regresar a Europa la próxima temporada.

No quiere confianzas el técnico verdiblanco. Ni el excelso comportamiento del equipo como visitante en este 2018 le hace sacar pecho ante un Girona que también presume de su rendimiento como local. 19 de los últimos 21 puntos disputados en Montilivi han sumado los de Machín, que, además, llegarán a la cita de esta noche con el orgullo herido tras el 5-0 encajado en Anoeta. Si los gerundenses ya han demostrado que cuentan con argumentos para amargar a cualquier visitante, esa ganas de resarcirse de una derrota tan dolorosa incluso aumentan ese peligro.

Conoce minuciosamente el cuerpo técnico bético a su rival, del que quiere aprovechar esos espacios que suele dejar su defensa adelantada. Le gusta a Machín presionar en campo contrario, pero eso siempre ofrece una oportunidad a los rivales que realizan una lectura adecuada del partido. Como ya hiciera ante el Eibar, Setién ha insistido en esa necesidad de no perder balones en zonas de peligro y sí buscar lanzamientos al hueco para la velocidad de jugadores como Tello o Sergio León, quienes ya brillaron en la pasada jornada.

Alineaciones Alineaciones

Alineaciones

Prepara modificaciones también Setién en el once. A la obligada ausencia de Jordi Amat, que cumple ciclo de amonestaciones, se unieron ayer las dudas de Javi García y Guardado. Ambos finalizaron la sesión vespertina con molestias e incluso el propio Setién dejó en el aire la participación para una cita trascendente, aunque la decisión final se tomará hoy. Este contratiempo abre el abanico de posibilidades para el técnico, que incluso podría regresar al 4-3-3 con el que compitió a comienzos de temporada. Si elige esta alternativa, y Javi García está en condiciones, el muleño regresaría al once por delante de esa pareja de centrales formada por Mandi y Bartra, que estaría escoltada en los laterales por Barragán y Júnior. La otra opción sería precisamente la de colocar al canterano como central zurdo y darle una nueva oportunidad a Durmisi en el carril izquierdo. En el caso de que Guardado tampoco pudiera llegar a tiempo sería Joaquín quien contase con más opciones para salir de inicio. Más allá de la disposición táctica, Setién ha conseguido que el Betis sea un equipo competitivo y que se sienta cómodo con la pelota, aunque en los últimos encuentros se haya desenvuelto mejor al contragolpe y sin acumular tanta posesión de balón.

En el Girona no se esperan grandes cambios, al menos a nivel táctico, aunque Machín sí podría dejar en el banquillo a alguno de los titulares de esa goleada encajada en San Sebastián. Aday o Muniesa podrían tener una oportunidad de inicio, aunque la base -Juanpe, Granell, Pere Pons, Portu y Stuani- seguiría siendo la misma que ha llevado al Girona a convertirse en la revelación de la campaña. También tendrá el encuentro un punto de morbo añadido. En Girona no se olvidan de esa última jornada de la 2014-15, en la que la victoria del Sporting en el Benito Villamarín, ante un Betis ya en Primera, dejó sin ascenso al Girona, que precisamente en ese último partido cayó derrotado ante el Lugo de Setién. El fútbol ha querido que casi tres años después los protagonistas se crucen en Montilivi, pero ahora con Setién en el Betis, el Girona también en Primera y con ambos equipos buscando una plaza europea.

A este punto que afectará al ambiente de la grada se añadirá la masiva presencia de aficionados béticos en Montilivi. A las 306 entradas que se pusieron a disposición del Betis por parte del Girona se unirán las de ese millar de aficionados del conjunto verdiblanco residentes en Cataluña que no se perderán una vez más una cita marcada del calendario. En el Betis se ha disparado el sueño europeo y el duelo ante el Girona coloca la posibilidad de pegar un acelerón casi definitivo, con una victoria que dejaría a los de Setién en una posición inmejorable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios