betis - espanyol | informe técnico

¡Por un Boudebouz libre!

  • Javi García y los laterales tan arriba desatan al francés junto a Fabián

Un momento del partido en el benito Villamarín./A.Pizarro Un momento del partido en el benito Villamarín./A.Pizarro

Un momento del partido en el benito Villamarín./A.Pizarro

El sacrificio de alguna pieza ofensiva que implica la defensa de cinco que ahora tanto dispone Quique Setién ha dado más seguridad al Betis, al que ahora sorprenden mucho menos cuando le roban la pelota. Y aunque con el dibujo táctico de ayer se echaban de menos jugadores arriba, el repliegue intensivo del Espanyol -en parte por su racanería, pero también por el gran empuje bético- llevó a tantas piezas a adelantar líneas que el juego de toque y toque de los verdiblancos sí fue esta vez peligroso. Los centrales actuaron casi en el mediocampo, Javi García cruzó esa línea divisoria y, con la ayuda de Bartra desde atrás, empezó a repartir juego. Eso hizo que Fabián y Boudebouz también se acercaran a Loren y lanzaran desde cerca del área a los latarales. Que Fabián y Boudebouz se liberen de parte de las tareas defensivas enaltece su enorme calidad en el pase con la zurda, y si con ese dibujo no hay muchas opciones por delante del balón para abrir líneas de pase, los que vienen de atrás las generan con sus incorporaciones para que los lanzadores jueguen profundo.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

Defensa

El Espanyol no quiso el balón. Nunca lo quiere si el partido va empatado. Pero su pretendida salida a la contra para sorprender no apareció jamás. El Betis jugó muy arriba, pero las líneas estuvieron muy juntas y los centrales se engulleron a Leo Baptistao y Gerard Moreno, al que no dejaron recibir jamás. Carlos Sánchez y Víctor Sánchez fueron perdiendo metros y los puntas quedaron aislados. Y por fuera, los laterales periquitos quedaron atornillados atrás por el aluvión bético.

Sólo tuvo una fase el Espanyol en el que se pudo meter en el partido. Tras el 2-0, y bajo un fuerte diluvio, el Betis tuvo que defender varias situaciones a balón parado que el agua envenenó. Pero ahí Bartra y compañía también se impusieron por arriba.

Ataque

Aunque el Betis, durante la fase inicial del partido no cristalizaba su dominio y acoso en peligro, su insistencia. La de los laterales subiendo y Fabián y Boudebouz jugando al tuya-mía hasta ver la línea de pase o ensayar el tiro, tuvo su recompensa con ese buen servicio del francés a Júnior, que hicieron mejor los sucesivos fallos de Granero en el despeje y de Pau López en el blocaje.

Con el marcador a favor, el Espanyol no es que se destapara atrás. Pero Javi García, Guardado, Fabián y Boudebouz dieron un curso de combinaciones en pocos toques hasta que apareciera el pasillo hasta Pau: recuperación, Javi García a Guardado, éste a Boudebouz y el galo que maniobra con calidad hasta ejecutar con su zurda (2-0).

Virtudes

Esta vez su dibujo y su toque sí conllevaron peligro tras el 1-0: los creativos estuvieron liberados y cerca del área.

Talón de aquiles

Hasta ese 1-0 tener tan escasas piezas por delante del balón era un hándicap.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios