Real Betis

Hambre de élite en el Eurobetis

  • Los verdiblancos, tras certificar el pase a Europa, desean la quinta plaza

  • La labor de Serra y Setién y la unión afición-plantilla, fundamental

Hambre de élite en el Eurobetis Hambre de élite en el Eurobetis

Hambre de élite en el Eurobetis

"Yo con el Betis siempre sueño en grande", Lorenzo Serra Ferrer dixit. Esta frase del vicepresidente deportivo del Betis, después de la victoria conseguida ante el Málaga para certificar la vuelta a Europa, refleja la mentalidad ganadora y la exigencia que ha implantado en Heliópolis desde su vuelta. Su figura ha supuesto un punto de inflexión en la mediocre trayectoria de las últimas temporadas, creando un proyecto basado en una plantilla de nivel a la que la otra pieza importante, Quique Setién, le ha sabido sacar rendimiento. Todo esto, unido a la comunión perfecta que existe con la afición ha provocado que los verdiblancos hayan logrado ya el billete para volver a competir por el Viejo Continente, pero ahora éstos tienen otro reto importante en las tres jornadas que tienen quedan delante para que finalice la Liga: amarrar la quinta plaza, con el derbi siempre presente.

TERCERA ETAPA

Serra Ferrer, en su tercera etapa, ha devuelto otra vez la felicidad al bético. Y eso se refleja en los números, pues el balear llegó el pasado lunes a los 300 partidos en el Betis (entre entrenador y director deportivo), con un balance de 135 victorias, 89 empates y 76 derrotas (@BetisStats). Seis temporadas en Primera del Betis con el técnico de Sa Pobla y cuatro veces clasificado para Europa. A este dato hay que sumarle también diferentes hechos que demuestran la importancia de Serra como artífice del cambio que ha experimentado el club heliopolitano esta temporada: se ha pasado de futbolistas mediocres a jugadores de élite, en invierno apostó por Bartra -pieza clave para frenar la sangría de goles-, dio el primer paso para hablar abiertamente de Europa (su deseo nada más llegar), inyectó el veneno bético que no existía para que el Betis volviera a ganar un derbi y en Nervión... Y ahora quiere más, más y más. Es el gen ganador del Proyecto Serra. Y así se lo reconoce la afición coreando su nombre: "¡Lorenzo Serra Ferrer, Lorenzo Serra Ferrer...!".

EVOLUCIÓN

Junto a Serra Ferrer, el otro hombre importante es Quique Setién. Sus lágrimas en el centro del campo formando una piña con los jugadores tras la cita ante el Málaga reflejó la gran virtud del cántabro: hacer del vestuario una piña y tener a todos los jugadores enchufados. Abrazos del técnico del Betis con Joaquín, Adán y el resto de jugadores mientras el Villamarín también gritaba su nombre, reconociendo su buena labor. Setién ha sido valiente y modificó el dibujo (no su idea) para hacer del Betis un equipo reconocible, con un sello propio, capaz de mezclar a la perfección su estilo de posesión de la pelota con el orden defensivo, su apuesta por los canteranos, convencer a su equipo de su idea, inculcar la fe en la victoria hasta el final, hacer un equipo mentalmente fuerte... Argumentos que resaltan en su evolución positiva, llevada a cabo hasta en su discurso, pues Setién ha sido capaz de sintonizar con la afición, darse cuenta de la dimensión del Betis y mostrar su ilusión y ambición de ir a Europa y hacerlo quedando en la quinta plaza.

Los datos también reflejan el buen hacer del preparador bético, que es el segundo entrenador con mayor porcentaje de victorias en la historia del Betis en Primera División, con un 51,43%, tras O'Connell, que tiene 51,72% (@LaLigaenDirecto).

comunión

Sólo había que ver a Joaquín, el líder del grupo sobre la hierba, llevar la voz cantante en la celebración del pase a Europa con la grada de animación para ver cómo la afición se siente identificada con sus futbolistas. Jugadores de calidad que han traído también mentalidad ganadora y que se sienten identificados con los valores del Betis, como si llevaran toda la vida viviendo en Sevilla, y todo eso provoca que entre el plantel y la hinchada bética haya una gran unión. Incluso, el cambio de mentalidad con la llegada de Lorenzo Serra Ferrer se observa hasta en los cánticos de los béticos, como ya pasó en sus anteriores etapas, cuando se pasó del grito del "Manquepierda" al "¡Mucho Betis, mucho Betis, eh!" y ahora del "¡Dicen que estamos locos de la cabeza, sólo animar al Betis a mí me interesa...!" al "¡Yo quiero un Betis campeón!". El mejor cántico para un Eurobetis que tiene hambre de élite.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios