El proceso de venta, en marcha

  • Betis, PNB y la Liga de Juristas Béticos explican los pasos para adquirir las más de 60.000 acciones divididas en dos bloques

  • El objetivo es atomizar el accionariado lo máximo posible

Pepe Tirado, José Miguel López Catalán, Ángel Haro y Adolfo Cuéllar posan antes de comenzar su comparecencia ante los medios de comunicación Pepe Tirado, José Miguel López Catalán, Ángel Haro y Adolfo Cuéllar posan antes de comenzar su comparecencia ante los medios de comunicación

Pepe Tirado, José Miguel López Catalán, Ángel Haro y Adolfo Cuéllar posan antes de comenzar su comparecencia ante los medios de comunicación / Juan Carlos Vázquez

Ángel Haro, presidente del Betis, José Miguel López Catalán, vicepresidente, y los portavoces de la Liga de Juristas Béticos y de Por Nuestro Betis, Adolfo Cuéllar y José Tirado, respectivamente, explicaron ayer cómo el club verdiblanco va a afrontar la venta de las acciones (el paquete del 51,34%) adquiridas tras el pacto firmado con Manuel Ruiz de Lopera y Luis Oliver el pasado 28 de julio.

Ese reparto comprende dos bloques. El primero será de 36.869 acciones, denominadas baratas (4.424.280 millones), que corresponden al 31,38% y saldrán a la venta al precio de 120 euros y no se podrán adquirir más de 10 acciones en una primera ronda, llenando desde abajo hacia arriba. Si alguien solicitase una acción y otra persona diez, se daría una a cada uno y luego se iría llenando al que pide dos acciones, luego tres y así sucesivamente, con el objetivo de atomizar al máximo el capital.

Si quedan acciones disponibles, aquellos que hayan renunciado a su derecho de suscripción preferente con un máximo de las que le hubieran correspondido si hubiesen acudido a su derecho de suscripción preferente. Si siguen quedando acciones disponibles, todos los anteriores hasta un máximo de 10 acciones. Por último, si finalmente no se agotan todas las acciones, se declararía incompleta la ampliación. "Potenciaremos a que haya una financiación. El club no puede hacerlo, pero sí ayudar a hablar con entidades financieras", indicó Haro sobre este asunto.

En cuanto a este primer bloque de acciones baratas hay un tema importante, pues al tener estas acciones los derechos suspendidos aún por orden judicial, el Betis se ve obligado a realizar una ampliación de capital, que conlleva derecho de suscripción preferente para los actuales accionistas. Y en este sentido, Haro indicó lo siguiente: "El consejo impulsará a los principales accionistas de la entidad a que renuncien a su derecho preferente. Nosotros nos comprometemos a hacerlo siempre y cuando hagan lo mismo otros accionistas como Manuel Castaño, Hugo Galera, familia Salas y familia Romero. Si quedan acciones libres, los que han renunciado podrán adquirirlas. He hablado con las familias Salas y Romero, pero poco porque estábamos valorándolo. Espero su respuesta. Yo no pretendo convencer a nadie, espero que apelen a que son béticos de verdad". En la misma línea se expresó Adolfo Cuéllar: "Hago un último llamamiento a mi amigo Hugo Galera para que se anime y que el Betis del futuro sea el que todos queremos".

El segundo bloque (20%) corresponde a 23.969 (11 millones de euros) acciones denominadas caras, que tendrán un precio de 476,69 y siempre con un mínimo adquirible de 100.000 euros (unas 210 acciones). El proceso se estructuraría en varias rondas. En la primera, se podrán adquirir un máximo de 3.525 acciones (3%), lo que supondría en torno a 1.680.000. Si quedan acciones libres, se podrá adquirir hasta un 2% más, en una segunda. En una tercera, si quedan acciones libres, ya será libre el porcentaje que se pueda obtener. Por último, si al final aún quedasen acciones libres habrá una subasta pública con un precio mínimo de 476,69. "El segundo tramo es de un valor mayor, a todos nos hubiera gustado que fuera menor, pero el precio es el que es y no todos los grupos han querido participar. Lo que se pretende es que nadie adquiera más del 5% en ese tramo caro", indicó sobre este punto Adolfo Cuéllar. "Nos gustaría que el 40% esté en manos de accionistas mayoritarios. El 60%, en manos de los minoritarios", añadió Haro.

Otro aspecto que el presidente bético destacó fue el voto telemático: "Lo que esperamos es se apruebe que se permita el voto telemático para que se vote con una acción". Mientras, José Miguel López Catalán se mostró convencido de que los "béticos van a cubrir este tramo barato de las acciones. Si no fuera así, los que hemos renunciado al derecho preferente podríamos comprar, pero esperamos que no ocurra". "Desde Por Nuestro Betis somos muy optimistas en que se va a cubrir el paquete. Don Lorenzo (Serra Ferrer) dijo hace unos años que el Betis sería lo que quisiera una persona. Con esto, ahora el Betis va a ser lo que queramos los béticos", añadió Pepe Tirado.

Ésta será la propuesta que el consejo eleve a los accionistas en la junta del 23 de noviembre. Si es aprobada, la venta o la reserva de acciones empezaría en cuanto el acuerdo quede formalizado en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme). A partir de ahí, los béticos dispondrían de un mes para adquirir o reservar ese 31,38%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios