Rubén, ante su regreso más especial

  • El canario estará ya hoy a disposición de Quique Setién como primer refuerzo invernal.

  • Lorenzo Serra continúa a la caza de dos fichajes para la defensa.

Rubén, recibido por sus compañeros. Rubén, recibido por sus compañeros.

Rubén, recibido por sus compañeros. / Antonio Pizarro

Tras 174 días y una cesión en la Superliga china, Rubén Castro volverá a ponerse hoy la camiseta del Betis, aunque será una de entrenamiento. El delantero está citado hoy en la ciudad deportiva para ponerse a las órdenes de Quique Setién, después de que el 31 de diciembre finalizara su cesión en el Guizhou Hengfeng, con lo que el preparador cántabro contará con su primer refuerzo invernal, que incluso podría estrenarse en el derbi del próximo sábado en Nervión.

El estado físico de Rubén es una incógnita. Sin competir desde el pasado 4 de noviembre, cuando disputó su último encuentro con el equipo chino, el delantero se ha estado entrenando en Sevilla con un preparador físico con el que se ha mantenido en su peso ideal, aunque le falta ese lógico ritmo que otorgan los partidos.

El delantero canario tiene contrato garantizado hasta el próximo 30 de junio

El canario sí vivirá la mañana de hoy de una manera especial. Tras esa salida casi por la puerta de atrás en julio, cuando los acontecimientos se precipitaron mientras el equipo se entrenaba en Montecastillo, Rubén tenía ganas de volver a vestir de verdiblanco, con ese reto personal de superar a Hipólito Rincón como máximo realizador histórico del Betis en Primera.

Con contrato garantizado hasta junio, el delantero todavía podría alcanzar las condiciones estipuladas en su contrato para ampliarlo un año más, aunque a él le gustaría que el club tuviese un gesto hacia su persona para incluso ampliar su continuidad en Heliópolis. Pese a todo, tampoco es lo que más preocupa a Rubén Castro en este momento, que, como siempre, tratará de demostrar en el césped que sigue en condiciones para la élite.

Con Rubén incluso ya en condiciones de aparecer como inscrito en la Liga -el mercado en España está abierto desde ayer hasta el próximo 31 de enero-, el vicepresidente deportivo, Lorenzo Serra Ferrer, que pasó el fin de año en Palma de Mallorca, continúa a la caza de dos refuerzos para la zaga.

Como ha venido informando este periódico, el balear tiene señalado en su agenda los nombres de Nicolás Tagliafico y de Agustín Rogel, aunque cada operación tiene sus aristas. Así, el primero, un lateral izquierdo que también puede jugar como central, tendría la dificultad del fuerte interés del Ajax, que incluso habría elevado su oferta hasta los cinco millones de euros para superar la tentativa verdiblanca. Pese a todo, el Betis se mantiene en la puja por si finalmente se rompiera ese acuerdo avanzado entre Independiente y la entidad holandesa. El segundo es un joven central uruguayo que pertenece a Nacional y del que se manejan excelentes informes en la entidad heliopolitana pese a su juventud. La idea de Serra es que Rogel pudiera convertirse en el cuarto central de la plantilla verdiblanca, al mismo tiempo que actuase con el filial, que también necesita reforzarse en el centro de la defensa. La libertad del cental está tasada en algo más de 1,6 millones de euros, aunque la intención del Betis es la de rebajar esa cantidad y que el club uruguayo se beneficiara de una futura venta.

Además de estas dos operaciones, Serra también trabaja en la llegada de un atacante, preferiblemente un extremo con llegada a gol, aunque también está a la espera de unas nuevas pruebas a las que se someterá a Joel Campbell y que determinarán su periodo exacto de baja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios