Real betis

Setién, en el camino de Mel

  • El Betis sólo suma un punto menos que en la Liga 2012-13, la última que lo llevó a jugar en Europa

  • La media actual conduce a los 56 de aquel año

Quique Setién dialoga con los jugadores béticos en un entrenamiento. Quique Setién dialoga con los jugadores béticos en un entrenamiento.

Quique Setién dialoga con los jugadores béticos en un entrenamiento. / josé ángel garcía

Diez puntos de los últimos 15 posibles, con tres victorias -ante Levante (0-2), Alavés (1-3) y Espanyol (3-0), éstas dos últimas seguidas-; un empate -ante la Real Sociedad (0-0)- y una derrota -en Mestalla ante el Valencia (2-0)- han metido de lleno al Betis de Quique Setién en la pelea por una plaza europea. Cinco años después, la entidad heliopolitana vuelve a mirar a la zona alta, casi con los mismos números que entonces le valieron para finalizar séptimo y lograr una plaza para la Liga Europa.

Los verdiblancos suman 43 puntos, los mismos que el Girona, séptimo clasificado, sólo uno menos de los que logró aquel Betis de Pepe Mel en las primeras 29 jornadas de la temporada 2012-13. Entonces, el cuadro bético consiguió 12 puntos más en los nueve últimos encuentros del campeonato para mantener esa séptima posición que ocupaba en tras la jornada vigésima novena y lograr la clasificación europea con 56 puntos en el casillero.

Actualmente, esa puntuación lograda en la 2012-13 prácticamente garantizaría repetir aquel logro europeo, ya que la media de puntos de Girona y Betis se encamina ligeramente por encima de aquellos 56. El duelo entre ambos de la jornada trigésima segunda en Montilivi se antoja como una cita clave para dirimir esa puntuación necesaria para jugar en Europa el próximo año.

Más lejos quedan las dos anteriores referencias europeas de los verdiblancos. En la 2004-05, con Lorenzo Serra Ferrer como entrenador, los verdiblancos sumaban 48 puntos a estas alturas del campeonato y ocupaban la tercera plaza, mientras que finalizaron en la cuarta con 62 puntos; en la 2001-02, con Juande Ramos, el Betis también marchaba tercero tras la jornada vigésima novena con 49 puntos y, entonces, siendo un recién ascendido, finalizó sexto con 59.

La temporada actual se asemeja más a la de Mel, aunque el potencial de la plantilla sea ahora superior a la que entonces dirigía el preparador madrileño. El Betis, en pleno concurso de acreedores y con un administrador judicial al mando, aún contaba con la base del equipo del ascenso a Primera, en la 2010-11 y su inversión más cara fue la de Nosa Igiebor (1,1 millones), mientras que el futuro de gente de la casa como Cañas, Pozuelo, Adrián e incluso Beñat estaba lejos de Heliópolis por la política deportiva de aquellos días.

El Betis de hoy, con el salto de calidad impuesto por Serra Ferrer y con una mayor disponibilidad económica incluso se ha permitido el lujo de acudir al mercado invernal con diez millones de euros para fichar a Marc Bartra, todo un internacional español. El buen trabajo de Setién está consiguiendo trasladar al terreno de juego esa buena labor en los despachos y el Betis se encuentra en condiciones de repetir el logro europeo cinco años después. "No sé si tenemos plantilla para ir a Europa, o quizá sea entrenador. Estamos peleando, pero no quiero presionar a mis jugadores", dijo ayer Setién al respecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios