atlético | betis

Test de nivel a la dinámica

  • El Betis se estrena en el Wanda Metropolitano a un Atlético muy sólido como local

  • Los regresos de Javi García y Loren refrescarán el once de Setién

Campbell, Boudebouz y Sanabria, a su llegada a Santa Justa. Campbell, Boudebouz y Sanabria, a su llegada a Santa Justa.

Campbell, Boudebouz y Sanabria, a su llegada a Santa Justa. / fotos: víctor rodríguez

En plena efervescencia verdiblanca, tras ese sexto triunfo consecutivo logrado sobre la bocina el pasado jueves, el Betis acude al Wanda Metropolitano para pasar una prueba de nivel. Si el optimismo reinante en el ambiente tras esa inercia ganadora eleva la moral para medirse al Atlético, segundo clasificado del campeonato, la realidad del conjunto colchonero, sobre todo como local, advierte de la dificultad de salir con vida de ese estreno bético en su nuevo estadio.

Sólo cuatro goles han encajado los de Simeone en su estadio en todo el campeonato, donde han logrado doce triunfos y cuatro empates, y en el que no reciben un tanto desde el pasado 20 de enero, cuando el Girona consiguió una meritoria igualada a un tanto. Precisamente, el cuadro catalán fue el último equipo en llevarse algún punto del Wanda, donde Las Palmas, Valencia, Athletic, Leganés, Celta, Deportivo y Levante se han marchado posteriormente de vacío.

Esa solidez del Atlético será otro test más para este nuevo Betis de Quique Setién. A la mejora defensiva, con cambio de sistema incluido, se ha unido la aparición de un equipo verdiblanco mucho más maduro y competitivo, que no sólo mantiene su idea de jugar con la pelota, sino que se adapta a las dificultades que se le van presentando en cada partido. Así ocurrió en sus últimas victorias foráneas, ante Alavés, Getafe o Girona, aunque hoy la dificultad será aún mayor al tratarse de uno de los mejores equipos de la Liga y del continente.

Precisamente, los verdiblancos quieren aprovechar la posible distracción europea del Atlético, que el próximo jueves visita al Arsenal en las semifinales de la Liga Europa, para puntuar en un estadio que se le resiste en los últimos años. Y es que la llegada de Diego Simeone al banquillo colchonero cambió la historia del Atlético. Y también para el Betis. Nunca han vencido los heliopolitanos al técnico argentino en la Liga y acumulan cuatro derrotas en otras tanta visitas al Vicente Calderón, ese estadio tan vinculado a su historia y que también se echa de menos por la parroquia local.

Todas esas circunstancias que otrora llevarían a buscar excusas para los verdiblancos se convierten ahora en alicientes. El discurso de la exigencia ha calado en el vestuario y se ha convertido en el mejor estímulo para seguir haciendo historia. Jamás ha conseguido el Betis ganar siete partidos seguidos en la Liga, un reto mayúsculo que en las actuales circunstancias no se considera imposible ni visitando a todo un Atlético.

Realizará cambios Setién en el once para mantener ese equipo competitivo de las últimas jornadas. El sistema de tres centrales parece inamovible, con ese Bartra que, además, querrá exhibirse con la intención de seducir de nuevo a Julen Lopetegui y que cuente con su figura para acudir al Mundial. Sí parece claro el regreso de Javi García, descansado tras su ausencia por sanción el jueves, en la medular, donde Guardado es duda y Joaquín podría descansar de inicio.

Y en el ataque se da por seguro a ese delantero de moda llamado Loren Morón y al que no le asusta ni medirse a unos centrales tan poderosos como los colchoneros. Tello, Boudebouz o incluso Campbell, que dejó una buena impresión en la recta final ante la Unión Deportiva Las Palmas, podrían completar la vanguardia verdiblanca para intentar ese asalto a la guarida atlética.

Volverá a estar acompañado el equipo bético por una nutrida representación de aficionados, tanto de las peñas de la capital y alrededores como desplazados desde Sevilla, por más que la Feria haya reducido las posibilidades de ese marcha verde que siempre acude a Madrid. El bético ha recuperado la ilusión con este proyecto deportivo liderado por Lorenzo Serra Ferrer y Quique Setién, ese binomio al que acudieron los dirigentes para darle sentido al esfuerzo económico que se venía realizando en vano en años anteriores. Ganar y ganar, la única verdad de un equipo de fútbol, vuelve a formar parte del libro de estilo del Betis, que ante el Atlético querrá medirse ante un grande de Europa. Quizá el primer test de cara a lo que se avecina el próximo año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios