Real Betis

"El equipo demostró fe en la idea"

  • Setién, satisfecho por el triunfo, aún no quiere celebraciones de nada

Quique Setién observa el encuentro desde su área técnica, con Paco Jémez al fondo. Quique Setién observa el encuentro desde su área técnica, con Paco Jémez al fondo.

Quique Setién observa el encuentro desde su área técnica, con Paco Jémez al fondo. / antonio pizarro

El triunfo de la fe del Betis fue la victoria del convencimiento para Quique Setién. El refuerzo a una filosofía de juego que sus jugadores han comprendido, según el técnico. Lo refleja el gol de Júnior, logrado en el minuto 94 y tejido con paciencia buscando la mejor opción más allá de mandar el balón al área de un rival que estaba con un jugador menos sobre el campo.

"Estoy muy orgulloso de la predisposición siempre de los jugadores y el convencimiento de la idea, a pesar de las dificultades por las que atravesamos a lo largo del campeonato. Han tenido casi la misma fe que tengo yo en este estilo y la prueba es el tanto o la acción previa de Barragán en la que casi marca. Quedaba un minuto y llevamos el balón de un lado a otro, esperando a encontrar el mejor centro, no un pase lejano sin sentido. Ese convencimiento nos llevó a ganar merecidamente y nos sirve para reforzar nuestra idea", indicó el cántabro, para quien el triunfo de los suyos es justo: "En cualquier momento se veía que podíamos marcar. Quizá nos faltó inspiración en los últimos metros para finalizar y la verdad es que ya pensaba acudir a la sala de prensa diciendo que nos podíamos llevar tres días jugando y que no hubiésemos marcado".

Hay que ser realistas, y si nunca ganamos, el descenso llegará esta semana o la otra"

Para el técnico heliopolitano "Las Palmas jugó un buen partido" y lo descolocó el hecho de que "igualase" su sistema de juego. "Nos costó un poco, pero fuimos a más y cada vez que superábamos su línea de presión creábamos una ocasión gol. Estoy satisfecho porque sumamos tres puntos más, ya son 18 seguidos y por primera vez estamos en +1 en la diferencia de goles, algo por lo que estoy contento. Es un dato interesante. No sé qué palabra usar, pero sí que es estimulante", afirmó el entrenador bético, quien no se obsesiona con superar el récord de seis victorias seguidas: "Todo es circunstancial. En el futuro será una anécdota. Lo que tenemos que hacer es seguir con la misma humildad, porque todavía no hemos conseguido nada. Hay rivales pendientes de nosotros y quedan puntos suficientes para un descalabro o darle la oportunidad a los que nos persiguen".

En esta misma línea, Setién destacó que es el momento de disfrutar por el resultado y el momento del equipo, pero "todavía no hay que celebrar nada". "Cuando haya que celebrar algo será al final si logramos ese objetivo de jugar en Europa", aseguró el preparador verdiblanco, satisfecho con el nivel de sus futbolistas: "El estado de ánimo es fundamental. Llevamos varias semanas en las que todo el mundo está en un altísimo porcentaje de su potencial máximo. La afición, además, nos empuja hasta el final como en este encuentro, y el trabajo en distintas parcelas del club fructifica. Es un momento para disfrutar, pero pido calma y humildad y no celebrar nada hasta el final", insistió.

Setién tuvo también palabras para su ex equipo, que puede certificar su descenso este fin de semana. "Casi no le queda tiempo para revertir la situación y siento mucho lo que le está pasando. Me da mucha pena, porque aprecio mucho a ese club y a su afición. Ojalá el año que viene, si se consuma su descenso, pueda recuperar la categoría", señaló el técnico, quien, cuando fue cuestionado pro la posibilidad matemática de alcanzar al Valencia fue contundente. "También puedo imaginar que nos cogen los que nos persiguen, que están más cerca nuestra que nosotros del Valencia. Es cierto que siempre hay que mirar para arriba, pero sin olvidar echar el ojo al retrovisor", finalizó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios