betis - eibar | la previa

Que la fiesta continúe...

  • El Betis. con Dani Giménez en la portería, buscará la cuarta victoria seguida en un Benito Villamarín con un ambiente de gala

  • Los verdiblancos miran ya de frente el objetivo europeo

Los porteros Pedro y Dani Giménez levantan los brazos durante un rondo del entrenamiento de ayer. Los porteros Pedro y Dani Giménez levantan los brazos durante un rondo del entrenamiento de ayer.

Los porteros Pedro y Dani Giménez levantan los brazos durante un rondo del entrenamiento de ayer. / juan carlos vázquez

Tres victorias consecutivas han elevado al Betis en la clasificación, en la que ahora es sexto, a un punto del Villarreal, en el sprint final de la temporada. Y también ha disparado la ilusión de su gente, que, cinco años después, vuelve a soñar con la posibilidad de disputar una competición europea. Nadie quiere frenar la fiesta verdiblanca, en un Benito Villamarín que registrará una espectacular entrada, y ni siquiera la polémica surgida con la operación de Adán enturbiará el ambiente de gala que se respirará en Heliópolis.

Quique Setién y ese vestuario comprometido que ha logrado aunar sí miran ya de frente a Europa. El propio técnico ha dejado a un lado sus precauciones de semanas atrás y apunta directamente y sin complejos al objetivo continental. El Betis tiene ese caramelo en la punta de los dedos gracias a esa progresión experimentada en las últimas semanas y depende de sí mismo para saborearlo cuando llegue el final del campeonato.

La ausencia de Adán, titular en las 30 jornadas anteriores, sí pondrá en los focos en Dani Giménez. El meta gallego, que sólo ha disputado dos encuentros en esta temporada y ambos en la Copa del Rey, jugó por última vez el pasado 30 de noviembre, el día de la eliminación ante el Cádiz, el de un 3-5 que quedará como uno de los borrones de la temporada. Precisamente, Dani Giménez tiene ante sí ahora la oportunidad que se le ha negado en los cuatro años anteriores, siempre a la sombra de Adán, con lo que también podría dejar atrás esa noche copera de infausto recuerdo.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

Los aficionados béticos no sólo examinarán con detalle a su portero. En este Eibar que tan bien dirige José Luis Mendilibar se incluye al japonés Takashi Inui, uno de los refuerzos béticos ya cerrados para la próxima campaña. En principio, el extremo, titular casi siempre en esta Liga, se quedaría en el banquillo, ya que Mendilibar quiere evitar las suspicacias que por ejemplo se generaron en el último partido en el Villamarín con Pau López. La carestía de efectivos del conjunto eibarrés sí podría facilitar que Inui tuviera minutos durante el partido y ahí seguro que será escrutado por los que el año próximo serán sus aficionados.

Pero la Liga tiene suficientes alicientes para el Betis sin recurrir a figuras individuales. Los verdiblancos, con un calendario en teoría cómodo, dependen de sí mismos para alcanzar el objetivo europeo y no quieren que nada desvíe su atención de lo primordial. Setién y los suyos se encerraron ayer en el Villamarín para preparar con mimo el duelo de esta tarde e incluso el técnico volvió a probar esos diferentes sistemas con los que viene sorprendiendo a sus rivales.

Inui, al que Mendilibar quitará del once, será otro foco de atención para los hinchas béticos

Tras dos jornadas seguidas apostando por una defensa de tres centrales y dos carrileros, el preparador bético podría volver hoy a la zaga de cuatro para ganar un hombre en la delantera. Ese decisivo gol de Sergio León en Getafe le abriría de nuevo la puerta del once, en el que acompañaría a Loren. En ese amplio catálogo de variantes que maneja el técnico cántabro ahora se optaría por ganar pegada, un factor más decisivo que nunca a estas alturas del campeonato cuando a los equipos ya les empieza a faltar frescura.

Independientemente del esquema, el Betis no renunciará a ese sello reconocible que ha impuesto Setién. La posesión del balón, la circulación de lado a lado será de nuevo el estilo con el que los verdiblancos tratarán de superar la previsible presión eibarresa, quizá su mayor virtud. Además, Mendilibar, con sólo Kike García como delantero disponible más allá de los jóvenes del filial, podría reforzar su zona central con un trivote que incluso pretendería dificultar esa salida limpia que caracteriza a los heliopolitanos.

En el recuerdo también queda el 5-0 de la primera vuelta en Ipurua, ese doloroso resultado que debe ser un acicate más para este Betis que quiere alcanzar el objetivo europeo. El Villamarín tiene ganas de fútbol, que la fiesta continúe hasta el final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios