betis - eibar | informe técnico

De manual: eficacia en las áreas

  • El Betis tira de efectividad para solventar un encuentro en el que compitió y nunca dejó que el Eibar se sintiera cómodo

  • Joaquín y Dani Ceballos pusieron las únicas gotas de fútbol

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

Ganó el Betis. Y lo hizo con un argumento al que su entrenador, Víctor Sánchez del Amo, siempre suele recurrir: la eficacia en las áreas. Un gol nada más comenzar el partido y otro al final le bastaron al cuadro de Heliópolis para llevarse la victoria en una cita en la que nunca dejó que el Eibar se sintiera cómodo en el terreno de juego, y en la que predominó el aspecto defensivo sobre el buen fútbol, pues sólo Joaquín y Dani Ceballos pusieron algo de sentido a la construcción del juego de los verdiblancos, que en muchos momentos de la primera mitad abusaron del patadón en largo a ninguna parte. Todo, fruto de su incapacidad para tener la pelota y moverla con cierto sentido. Menos mal que entonces ya el Betis iba por delante en el marcador, si no... Y aun así se escucharon pitos desde la grada. No obstante, a esa falta de fútbol elaborado respondió el equipo bético con un buen planteamiento, ante el que los eibarreses fueron incapaces de crear peligro, salvo en la segunda parte, cuando aparecieron Adán, salvador, y el centrocampista de Utrera para finiquitar la contienda.

Defensa

El Betis brilló en esta faceta. Dejó la portería a cero y supo hacerle un encuentro muy incómodo al conjunto de Mendilibar. Con el 1-0, el cuadro de Heliópolis dio un paso atrás para defender su renta y no dejó que los azulgrana se acercaran con peligro a la portería de Adán. Los de Víctor supieron tapar las internadas de Bebé y Pedro León, en el primer tiempo, y cerrar los espacios en el centro del campo con las líneas juntas. Esto provocó que las ocasiones de los vascos brillaran por su ausencia en la primera mitad.

En la segunda, el Eibar apretó, sobre todo en el último cuarto de hora de partido. De nuevo, sufrimiento para un Betis que ya sin Joaquín en el campo y con Donk dio un paso atrás. Fue entonces cuando apareció la figura del meta bético para salvar a su equipo en un mano a mano contra Gálvez. Durmisi y Tosca volvieron tapar las entradas de Pedro León y Capa, y Rafa Navarro no subió para vigilar a Inui, que estuvo muy participativo. Un buen partido, en líneas generales, el que realizaron los verdiblancos a nivel defensivo.

Ataque

Poquísimo el Betis en esta faceta, salvo Joaquín, Dani Ceballos y la lucha de Álex Alegría. El portuense hizo el rol de Rubén Castro y también el del utrerano, mientras que éste definió muy bien en el 2-0. Durmisi, en el primer tiempo, estuvo más pendiente de Pedro León que de subir, algo que hizo más en la segunda, al contrario que Rafa Navarro, protagonista en la buena jugada que firmó el equipo heliopolitano en el origen del 1-0. Además, con Joaquín volvió a verse otra faceta importante en el Betis de Víctor, el golpeo a balón parado.

Virtudes

Buena actitud, entrega e intensidad durante los noventa minutos, además del buen hacer de Joaquín y el talento de Ceballos.

Talón de aquiles

Poco fútbol y las carencias de la planificación, a escena sin los habituales en el terreno de juego.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios