real betis

El respaldo del silencio

  • El mutismo de Haro, Catalán y Serra Ferrer corre en favor de la continuidad de Setién

  • Los pesos pesados del vestuario siguen confiando en la figura del cántabro

Setién gesticula mientras dialoga con Guardado en un entrenamiento. Setién gesticula mientras dialoga con Guardado en un entrenamiento.

Setién gesticula mientras dialoga con Guardado en un entrenamiento. / juan carlos vázquez

Comentarios 2

La resaca de la sonrojante derrota del Betis en Las Palmas dejó una figura muy tocada, la de Quique Setién. El equipo verdiblanco, después de la eliminación en la Copa ante el Cádiz, no mostró síntomas de reacción sobre el terreno de juego canario, no se vieron cambios y la indolencia de los futbolistas pareció indicar que la creencia de éstos en la idea del entrenador había terminado. Todo lo contrario. Los pesos pesados del vestuario bético están al ciento por ciento con el preparador cántabro, cosa que Lorenzo Serra Ferrer, vicepresidente deportivo, pudo palpar en las diferentes charlas que mantuvo, en tierras canarias y en el viaje de vuelta, con los capitanes, como Adán y Joaquín. Las voces autorizadas de la plantilla entienden que no puede ser que todos los años haya que cambiar el proyecto casi a la mitad de la temporada, confiando en el trabajo del actual cuerpo técnico para revertir la situación de crisis por la que atraviesan los verdiblancos.

Mientras tanto, el Betis celebraba este lunes, como es habitual cada lunes por la tarde, una reunión del consejo para tratar la situación deportiva en estos momentos, con el futuro de Quique Setién presente. Nombres como los de Juande Ramos, Paco Jémez y Javi Gracia están encima de la mesa, aunque también hay voces en la planta noble que abogan por mantener, al menos hasta ver qué ocurre ante el Atlético, al cántabro, teniendo en cuenta también que éste tiene firmado con los de Heliópolis un contrato por tres temporadas, con lo que su marcha afectaría también al tema económico. Todo esto sin olvidar el respaldo del vestuario, una cuestión también muy importante a la hora de analizar el futuro de un entrenador que tiene el crédito bajo mínimos.

De momento, y a pesar de los movimientos de este lunes en una jornada frenética, el mutismo de los principales responsables del club verdiblanco sigue siendo total. Al igual que pasó tras el varapalo sufrido ante el cuadro gaditano, Ángel Haro, José Miguel López Catalán y Lorenzo Serra Ferrer siguen sin hablar públicamente, sin dirigirse a una afición que necesita explicaciones sobre lo que una temporada más está sucediendo en su equipo, que parece vivir en un continuo bucle.

A pesar del silencio público, Haro y Catalán sí estuvieron este lunes presentes en el entrenamiento que el conjunto verdiblanco realizó por la mañana, a puerta cerrada, en la ciudad deportiva. Serra Ferrer y Alexis sí suelen ser habituales en el recinto deportivo de Los Bermejales, pero ante la delicada situación tanto el presidente como el vicepresidente decidieron arropar a los jugadores y al cuerpo técnico, en plena crisis de juego y resultados. Las caras largas de los futbolistas, Setién y sus ayudantes fueron más que evidentes. El técnico comenzó la sesión de trabajo siguiendo con atención los ejercicios de los jugadores y a continuación se unió al rondo formado por los futbolistas que fueron suplentes en Las Palmas y los que se quedaron fuera de la convocatoria, siempre con miradas de preocupación, al igual que sus pupilos.

Éstos, tanto en privado como en público, muestran una confianza plena en el trabajo que el preparador cántabro y sus colaboradores vienen realizando desde verano, algo que juega a favor de la continuidad de un entrenador que volvió a mostrar en las tierras canarias que sigue fiel a su idea, aunque la imagen de su equipo fue bastante mala a lo largo de los noventa minutos. Así, con el apoyo del plantel, todo apunta a que Setién se sentará en el banquillo en el encuentro del próximo domingo ante el Atlético. Una cita que se presenta para los verdiblancos como un punto de inflexión para intentar revertir esta delicada situación. De lo contrario, una derrota ante el cuadro entrenado por Diego Simeone, complicaría más el futuro de Setién en un Betis que continúa mostrando síntomas muy preocupantes, después del buen inicio de temporada que realizó y que tanto llegó a ilusionar a una hinchada desencantada por los últimos resultados de su equipo.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios