betis | girona

La sinfonía de Pablo Machín

  • El técnico de Soria tiene muy bien trabajado a un Girona al que ascendió el pasado curso y sigue creciendo

  • Álex Granell, el director de su fútbol

Pablo Machín, con Eusebio al fondo, durante el último partido de Liga disputado en el estadio municipal de Montilivi contra la Real Sociedad. Pablo Machín, con Eusebio al fondo, durante el último partido de Liga disputado en el estadio municipal de Montilivi contra la Real Sociedad.

Pablo Machín, con Eusebio al fondo, durante el último partido de Liga disputado en el estadio municipal de Montilivi contra la Real Sociedad. / Robin Townsend / efe

El Betis recibe a un Girona que vuelve al Benito Villamarín como equipo de Primera División tras lograr el ascenso la pasada temporada de la mano de Pablo Machín, que tras llegar al cuadro catalán en marzo de 2014 para salvarlo del descenso logró el salto a la máxima categoría del fútbol español gracias a un sensacional trabajo, que hoy sigue dando sus frutos. Tanto es así que el conjunto gerundense es undécimo en la clasificación, con 16 puntos, uno menos que los verdiblancos, dentro de un balance de cuatro victorias, cuatro empates y cuatro derrotas. Además, como visitantes, el Girona está rindiendo a un buen nivel, ganando en sus dos últimas salidas al Levante (1-2) y al Deportivo (1-2), dentro de una racha de tres victorias y un empate, como local, ante la Real Sociedad (1-1), en la última jornada.

Además, Pablo Machín tiene a su equipo muy trabajado, con un esquema de juego muy definido, un 3-4-2-1, con carrileros y una presión alta, además de sacar provecho al balón parado, con Stuani como goleador (siete tantos en 10 partidos).

sin balón

El Girona es un equipo agresivo (es el que conjunto más tarjeteado de la Liga con 46 amarillas) que suele realizar una presión fuerte en la salida del balón del rival, comenzando por los dos puntas, Stuani y Portu, y acompañada por la línea del centro del campo, que pese a la baja para hoy de Pere Pons cuenta con hombres con experiencia en Primera División, como Timor, que podría formar pareja en el centro del campo con Álex Granell, quien tiene una buena visión de juego y un buen toque de pelota.

Al realizar una presión alta, Machín tiene muy en cuenta que su equipo no se desajuste, que sea capaz de tapar huecos que el oponente pueda aprovechar para romper la línea de presión y poner en problemas a una defensa en la que no estará Bernardo, por sanción, teniendo Ramalho muchas opciones de ocupar un puesto junto con Juanpe y Muniesa.

con balón

En esta faceta, el principal hombre del Girona es Álex Granell, al ser baja su pareja habitual, Pere Pons. Este medio centro zurdo lleva el peso del equipo a la hora de organizar el juego, siempre buscando las subidas de los dos carrileros, Pablo Maffeo y Aday, que suelen prodigarse mucho al ataque para llegar a la línea de fondo y centrar en busca de Stuani, que está realizando una sensacional campaña. Además, el Girona es un equipo que prueba mucho al portero rival, ya que es el cuarto equipo de la Liga que más tiros por partido realiza, con una media de 13,7% (whoscored.com).

lo mejor

El balón parado, tanto a la hora de atacar como de defender. Además, los rojiblancos son un equipo muy constante y con el marcador adverso nunca baja los brazos.

lo peor

Uno de los puntos débiles del Girona aparece a la hora de defender los contraataques y los tiros desde media distancia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios