real betis

Una tendencia a revertir

  • El Betis cayó derrotado tras los últimos tres parones de Liga por la disputa de encuentros internacionales

  • La victoria en Nervión, tras el descanso de Navidad, el precedente positivo

Sanabria intenta frenar a Guardado durante uno de los ejercicios en el inicio del entrenamiento de ayer realizado en el campo dos de la ciudad deportiva. Sanabria intenta frenar a Guardado durante uno de los ejercicios en el inicio del entrenamiento de ayer realizado en el campo dos de la ciudad deportiva.

Sanabria intenta frenar a Guardado durante uno de los ejercicios en el inicio del entrenamiento de ayer realizado en el campo dos de la ciudad deportiva. / fotos: josé ángel garcía

El Betis siguió ayer preparando el encuentro ante el Getafe. Una cita importante de cara a lograr un billete para Europa al final de la temporada, y para ello los verdiblancos intentarán lograr un resultado positivo tras un nuevo parón de Liga debido a los partidos internacionales. Un paréntesis que al cuadro de Heliópolis no le sentó nada bien en ocasiones anteriores, como se puede comprobar en sus tres precedentes.

Todos acabaron con derrota bética. El primero se produjo a finales de agosto, después de la segunda jornada, y tras 15 días sin fútbol, el Betis perdió en El Madrigal (3-1) ante el Villarreal. El siguiente parón se produjo entre la séptima y la octava jornada del campeonato, en el mes de octubre, y el conjunto bético recibió un duro varapalo en su estadio al ser goleado por el Valencia (3-6). Un mes después la competición se detuvo de nuevo y los pupilos de Quique Setién firmaron un desastre de partido en Ipurua, donde cayeron por un contundente 5-0. El único resultado positivo del Betis tras un parón, en este caso por Navidad, fue la gran victoria en el derbi disputado en Nervión (3-5). Una sonrisa dentro los malos resultados cosechados por los verdiblancos cuando vuelven a jugar tras dos semanas sin competir.

De hecho, este último parón se produce cuando el Betis atraviesa por un excelente momento de forma y en un estado anímico elevado, con dos victorias consecutivas (Alavés y Espanyol) que lo tienen metido de lleno en la pelea por los puestos europeos. Así lo expresó el propio Setién en la última rueda de prensa que ofreció tras el último compromiso en Heliópolis ante el conjunto que dirige Quique Sánchez Flores: "Nunca sabes si el parón viene bien o mal. A nosotros nos va a servir para recuperar a algunos jugadores con molestias. Sería mejor jugar ahora otra vez, pero estamos en un punto en el que nos podemos permitir un pequeño descanso, recuperar y reponer las fuerzas. No pasa nada por esperar ahora. No me gusta pero es lo que hay". Tampoco al vicepresidente deportivo del Betis, Lorenzo Serra Ferrer, le ha gustado mucho el parón, al entender que su equipo estaba en un momento óptimo, en una dinámica positiva que se ha visto frenada a la espera de ver qué ocurre en el Coliseum Alfonso Pérez Muñoz.

Y para intentar conseguir la victoria ante el cuadro que entrena José Bordalás, Setién sigue meditando un once en el que habrá que esperar a ver si el cántabro, en función de cómo se encuentren los internacionales, hace rotaciones, como podría pasar en el caso de Guardado.

El centrocampista mexicano jugó el último encuentro ante el Espanyol, después de perderse los cuatro anteriores (Levante, Real Sociedad, Valencia y Alavés) por problemas musculares, y en los dos amistosos con México (Islandia y Croacia) disputó una hora en cada uno de ellos, por lo que habrá que esperar a ver qué decide el cántabro sobre si sale de inicio o no ante los azulones. Tras los parones anteriores por partidos de las selecciones fue suplente en Villarreal (jugó los últimos 16 minutos), ante el Valencia sí estuvo todo el partido como pivote por la baja de Javi García (lesionado en el partido anterior en Anoeta) y en casa del Eibar disputó la última media hora. Ante el Sevilla sí jugó todo el encuentro. Así, la titularidad del mexicano es una de las dudas para el compromiso en Getafe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios