Real betis

A vueltas con el sistema

  • Setién ha optado por el esquema de tres centrales en seis de los ocho partidos de la segunda vuelta

  • El regreso de Guardado paliaría la ausencia de Joaquín

Guardado y Boudebouz bromean durante un rondo en el entrenamiento. Guardado y Boudebouz bromean durante un rondo en el entrenamiento.

Guardado y Boudebouz bromean durante un rondo en el entrenamiento. / antonio pizarro

Las largas semanas de trabajo a las que ya se ha acostumbrado el Betis tras sus reiterados encuentros en lunes permiten una preparación minuciosa de cada encuentro y que el entrenador, Quique Setién, pueda ensayar con diferentes variantes, tanto de sistemas como de jugadores. El cántabro continúa buscando el deseado equilibrio con los movimientos de piezas que ha venido realizando en esta segunda vuelta, en la que ha comenzado a utilizar el sistema con tres centrales con mayor preminencia sobre el habitual 4-3-3, con sus matices, de la primera.

En seis de los ocho encuentros disputados en el segundo giro del campeonato, Setién optó por el esquema de tres centrales, con el que ha pretendido adecentar los registros defensivos del equipo. Además, la llegada de Bartra también mejoró las prestaciones en la salida de la pelota desde atrás, como aparece en el libro de estilo del cántabro, con el central catalán actuando como un líbero a la antigua usanza.

Con la defensa de tres centrales y dos carrileros, el Betis ha ofrecido una sensación de mayor solidez, aunque ha perdido capacidad ofensiva. Tampoco los resultados han sido espectaculares e invitan también a buscar una vuelta de tuerca en ese nuevo esquema, ya que sólo ha vencido en dos encuentros -Villarreal y Deportivo- más un empate -Real Sociedad- por tres derrotas -Barcelona, Real Madrid y Valencia-.

Incluso Setién medita rescatar el 4-3-3 que quedó en el olvido tras la derrota en Vigo, tras ser el esquema fetiche durante la primera vuelta. Los estados de forma de los jugadores -problemas físicos de Javi García y Guardado o la mejoría de Boudebouz- llevaron a ese cambio de modelo o que incluso el entrenador apostase ante el Levante por un 4-4-2 que le dio resultado con una clara victoria.

Esa colocación de dos delanteros es otra de las características recurrentes de esta segunda vuelta que apenas apareció en la primera. Eso sí, Setién no ha tenido una pareja fija y sí ha ido combinando cualidades, ya sea con un punta más fijo como Sergio León o Loren, con la velocidad de Tello o con la movilidad de Boudebouz. Curiosamente, Rubén Castro, que regresó en enero, sólo ha sido titular en un partido, en el que Betis consiguió la victoria ante el Villarreal con el doblete de Loren.

Para el encuentro del lunes en Mendizorroza, Setién le sigue dando vueltas al sistema que empleará para superar a un Alavés que se ha fortalecido en casa. La más que posible ausencia de Joaquín, con un problema muscular que invita a concederle un descanso por precaución, la paliaría el técnico con el regreso de Guardado. El mexicano se perdió los tres encuentros de la pasada semana, pero ya se encuentra en plenas condiciones, por lo que apuntaría a compatir mediocampo junto a Fabián y Javi García, con una posición más adelantada de la que ocupó en sus últimos encuentros del campeonato liguero.

Precisamente, la pierna izquierda del mexicano es uno de los mejores recursos ofensivos del equipo verdiblanco. Seis asistencias acumula Guardado en la Liga, las mismas que Joaquín, los dos mejores pasadores de la temporada. Otros datos también apoyan esa precisión de los dos habituales lanzadores de la estrategia bética. Según @FutbolAvanzado, el mexicano es el jugador de la Liga con mejor porcentaje de centros rematados -casi un 42%-, mientras que Joaquín es el tercero -muy cercano al 37%-, pese a que ambos no suelen prodigarse demasiado en cada partido.

El gran sacrificado con el cambio de sistema ha sido Tello. El extremo catalán apenas ha sido titular en un encuentro de los últimos seis, cuando ante la Real actuó como delantero junto a Sergio León. "No estoy jugando todo lo que querría, pero sigo trabajando cada día. Tenemos muchas maneras de jugar. Hacerlo con dos puntas y dos carrileros no me beneficia mucho, porque se está jugando sin extremos. Cuando me ha tocado jugar ahí he estado cómodo y he intentado demostrar que puedo jugar en ese sitio", reconoció el propio Tello ayer en Radio Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios