real betis

El Betis se aferra a la opción Pina

  • El club bético trata de disuadir al medio centro para que acepte entrar en la operación de la venta de N'Diaye.

Comentarios 2

Aprovechando el óptimo cartel de N'Diaye, la dirección deportiva del Betis se dispone a completar la remodelación de su perfil en el centro del campo. La llegada del jugador francés Jonas Martin no fue más que el principio. El interés mostrado por el Villarreal para contar con uno de esos centrocampistas llamados box to box (medios de ida y vuelta) ha coincidido con la predisposición del club verdiblanco a recaudar incluso a costa de aquellos etiquetados como futbolistas "intransferibles" en primera instancia.

La operación, que incluirá el traspaso del medio del Villarreal Tomás Pina, continúa desarrollándose con cierta discreción, pero no con la suficiente como para que no haya trascendido la contrariedad del propio Pina. Como ha estado informándose en las jornadas precedentes, el Villarreal está listo para ingresar en las arcas de Heliópolis entre cuatro y cinco millones de euros por N'Diaye, amén de la suma en el mismo paquete del citado Pina.

Es el centrocampista manchego de 28 años quien ha enlentecido en las últimas horas el cierre definitivo del traspaso de N'Diaye, mostrándose molesto con el club castellonense por cómo ha ido llevando a cabo la negociación. El jugador, muy del gusto de Gustavo Poyet, está recibiendo llamadas cariñosas por parte del Betis, que pretende disuadirlo de su soliviantada postura.

Que la operación se encuentra gradualmente más cerca de fructificar está claro por las dos partes, principalmente debido a la conveniencia que a ambas comportaría. A la necesidad de recaudación verdiblanca se une el antiguo interés de Marcelino García Toral por el medio franco-senegalés, cuyas características vendrían a apuntalar con dosis de fuerza la medular del conjunto de Castellón con un trivote formado por Bruno, Manu Trigueros y el propio N'Diaye.

El cuerpo técnico liderado por Marcelino, informan desde Villarreal, "lleva tiempo analizando al todoterreno bético", de quien destacan la progresiva mejoría de sus actuaciones desde que llegó a Sevilla en 2014 y su versatilidad, pues "es un jugador que no desentona en el centro de la defensa".

A la mencionada misión de renovar el centro del campo bético se unió ayer el nombre del pivote del Astana Roger Cañas. El club kazajo, sin embargo, ya ha mostrado su disposición a seguir contando con este medio colombiano de 26 años hasta que concluya la fase previa de la Liga de Campeones. Hasta entonces prefieren no mover ficha.

De ese modo, dentro de la agenda de Miguel Torrecilla, Roger Cañas estaría situado en la tercera posición después de Pina y de Felipe Gutiérrez, por quien el club verdiblanco ha seguido acercando posturas en los últimos días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios